jueves, 22 de octubre de 2009

ENEMIGO Nº 3, EL AUTOENGAÑO...


HACE TIEMPO PUBLIQUÉ aquí dos otros importantes enemigos... Podéis leer sobre ellos en la etiqueta "Enemigos". Les puse numero, 1, 2, y ahora 3... la verdad que es difícil clasificarlos... pero bueno, puse el Miedo en numero 1, los Celos en numero 2, y ahora, también este muy importante, el Autoengaño... en Nº3, pero podría estar en primera posición... depende de cada uno finalmente, el orden es relativo.

El autoengaño... una enfermedad que remonta desde que el ser humano existe y, hoy aún persiste esta lacra. Aún no hemos comprendido la importancia del mal en cuestión. Seguimos dormidos, sin ni siquiera sospechar que existe y que vive bien presente en nosotros. "La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia", Amos ALCOTT.

Para darles un idea de lo que intento transmitir hoy, considere las siguientes analogías. Una de ellas la he vivido hace unos días cuando me acompañaban al aeropuerto.

El conductor del vehículo conoce perfectamente la carretera, hace más de 30 años que circula por ella. De repente se equivoca... y se encuentra en dirección opuesta a la autopista que teníamos que coger. Enseguida se pone a vociferar insultando y culpando a todo, las señales de trafico, las rotondas mal hechas, los ayuntamientos, su país... ¡TODO! ...menos ÉL..., quien finalmente es el verdadero culpable por haber faltado de simple ATENCIÓN. Por supuesto no reaccioné, ¿para qué...? simplemente le ayude a retomar el buen camino plan zen y calmándolo, relajando la situacion diciéndole que no sirve de nada enfurecerse, y que si pierdo el avión, mejor para mi, sera por algo...porque todo esta siempre bien bajo el cielo, pase lo que pase... Luego se reía conmigo cuando finalmente llegamos a tiempo...eso fue muy bueno, porque se dio cuenta y es lo principal... es que a veces, ni nos damos cuenta, seguimos ahí en la tontería...durmiendo. Él por lo menos reconoció su fallo, y es de sabio reconocer nuestros errores.

Hay muchos ejemplos, este es otro que leí en el maravilloso libro de "La Caja" que sugiero en este blog a la izquierda. Imaginemos a un niño que aprende a gatear. Va por ahí hacia sus nuevas aventuras y se mete debajo de una mesa en medio de varias sillas. Empieza a golpearse y enfurecerse por no poder salir de donde se metió. Si ese niño pudiera hablar, seguro que echaría la culpa de sus problemas a los muebles...

Es así lamentablemente, a la gran mayoría le gusta echar la culpa a los demás o a las cosas si algo falla en sus vidas. Hay un sin fin de ejemplos... También preferimos llevar mascaras para esconder el que somos verdaderamente detrás de ella, muchos se engrandecen tonta-mente, piensan que de esa forma los demás lo verán como alguien "importante.".. Lo que no saben esas personas es que un día, alguien o algún acontecimiento x, le hará tumbar la mascara y sentirse muy pequeños, lo que en realidad siempre fueron. Siempre sale el plumero un día u otro... Ese día se quedara ahí desnudo, frente a el mismo y, como much@s, al perder pié, se inventara miles y unas justificaciones para no hundirse bajo el suelo. El Ego, otro tema importante...pero ya hablé un poquito de este tema por aquí, quizás vuelva a desarrollar algo más un día, si Dios quiere y me ayuda a inspirarme. Para el que quiera algo más sobre el ego, hay un muy buen libro de Osho que trata el tema, "El libro del Ego", muy bueno, fácil de leer y comprender.

El verdadero SER nace del no ser, aprendiendo a reconocer sus errores y siguiendo caminado humildemente.

"La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna, sin estrellas". CONFUCIO.

Un abrazo zen, CUIDAROS Y AMAROS MUCHO... Marcos.

8 comentarios:

F. J. Zamora dijo...

un fuerte abrazo amigo mi, tengo problemas con el ordenador , cuando lo tenga reparado volvere a leerte.
Nadie tiene la culpa solo yo .
namaste

J. Marcos B. dijo...

Si, solo tú, jajaja! Un abrazo y hasta muy pronto. namasté.

LOLI dijo...

Estoy muy contenta vengo de una reunion con el tutor de Patrick es la primera vez en tiempo que me dan la enhorabuena por el,siempre me decian que era muy buen niño pero muy infantil y que estaba en las nubes sin embargo hoy me han dicho todo bueno y es POR MI CULPA ;)

SIEMPRE APRENDO CONTIGO Y SABES QUE ME HAS AYUDADO Y ME AYUDAS CON TUS PALABRAS













GRACIASSSSSSSSSS
3B

Claudia A. Ingénito dijo...

No hay peor ciego que aquel que no quiere ver.

Qué importante aprender de nosotros en el espejo de las relaciones cotidianas. En nuestro andar del día a día! Nuestra manera de actuar frente a las distintas circunstancias que se nos presentan, nuestras reacciones, nuestras actitudes y creencias.
Conceptos errados de la REALIDAD, preconceptos y prejuicios.... Cuánto hay por trabajar en nosotros para ver con claridad y sin engaños.

El autoconocimiento y la exploración de ese terreno interno que espera ser descubierto y cultivado nos llevan a ser concientes de quiénes somos y con qué herramientas contamos para ver con más claridad nuestra REALIDAD.

Cuántas veces tomamos las cosas por sus apariencias y no por lo que son verdaderamente? Cuántas veces nos quedamos con lo superfluo sin indagar más allá?
Es que de verdad descubrirnos y correr el velo para vernos tal cual somos y aceptar lo que nos rodea tal cual es... implica una buena dosis de valentía y aceptación.
Muchas veces gastamos todas nuestras energías sosteniendo por largo tiempo el autoengaño, logrando tan solo que nuestra vida se nos escurra de las manos.

No hay mejor manera de experimentar la vida que de una forma plena y auténtica viviéndola y sintiéndola desde lo más profundo de nuestro ser.
POR ELLO, BIENVENIDA LA LUZ A NUESTRA VIDA.

Un gran abrazo Marcos.
NAMASTE.-

J. Marcos B. dijo...

Muchas gracias por tu comentario Claudia, siempre aporta algo bueno a este blog.
Es verdad que hay que ser Valiente, pero el regalo que les espera a los valientes, es maravilloso...es Paz, es Amor Verdadero, es Felicidad Verdadera, es Salud también, porque al no albergar tonterías en la mente el cuerpo vive y vibra con buenas energías, en paz y nuestras células hacen la fiesta en vez de la guerra tras armaduras inutiles...

un gran abrazo zen. Namasté-.

YACOBSSËN dijo...

Domo arigato; por tus palabras.

Que la luz sea siempre contigo.

Namaste

Andy dijo...

a veces es lo mas facil no responsabilizarnos de nuestros actos y culpar a otros para asi no cambiar y seguir como estmos.
un beso

Edda dijo...

Creo que hay que tener un poquito de disciplina mental para poder discernir lo real de lo imaginario. Me ha encantado tu entrada. Gracias. Un abrazo. Namasté.