viernes, 3 de julio de 2015

Los pensamientos curan más que los medicamentos...


Bruce Lipton reclama una nueva medicina, la que tenga en cuenta la capacidad de curar de la energía, mucho más eficaz que los medicamentos. Bruce Lipton (Estados Unidos, 1944) ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito el suyo si tenemos en cuenta lo "alérgicos" que son los científicos a los temas trascendentales. Es doctor en Biología Celular y fue pionero en la investigación con células madre. Sus estudios sobre la membrana celular y las modificaciones de las células según el entorno sentaron las bases de la nueva epigenética. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a criticar duramente la medicina convencional. Es autor de libros como La biología de la creencia y La biología de la transformación.
Usted asegura que la medicina convencional va por muy mal camino. ¿Tan peligrosos son los medicamentos que nos recetan?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda. Tiene que aprender cómo funcionan las células.
¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina? 
Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en un plato petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otro plato y cambié el entorno celular (son más como peces porque viven en un entorno fluido). Cambié la química en ese plato y ahí formaron músculo. Después, cogí otras del primer plato y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. ¡El humano es un plato petri cubierto de piel!
La industria farmacéutica no quiere que sanes sin comprar sus fármacos. ¿Se puede poner energía en una cápsula?
¿Cuál es el entorno de la célula que hay que cuidar?
Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula. ¿Y qué controla la sangre? Pues el sistema nervioso, que crea una química diferente según el sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por ello, si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.

En un entorno sano, ¿nos curamos automáticamente? ¿Así de fácil?
No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.
¿Está diciendo que el efecto placebo –creer que algo nos sanará– es más curativo que un medicamento? Pero no hay casi investigaciones sobre eso.
Sí, tienes razón. ¿Eres consciente de que hay más de una manera de hacer energía sin tener que depender del petróleo? Pero seguimos dependiendo del petróleo porque no interesa el cambio a los que controlan la energía. Lo mismo pasa con las empresas farmacéuticas. Venden fármacos y ¿poder sanar sin fármacos es bueno o malo para la industria farmacéutica? No quieren que sanes sin comprar sus fármacos. ¿Se puede poner energía en una cápsula? Si fuera así, las farmacéuticas intentarían vendértela. Si puedo sanar sin usar medicamentos, la industria que los produce no gana dinero. Deberíamos poder decir que la ciencia está separada de la industria farmacéutica, pero no es así, porque con el dinero de esta se paga el desarrollo de la ciencia, y ese dinero solo va esos estudios que dicen que las drogas funcionan. El dinero controla la ciencia.
Explíquenos cómo funciona ese poder que dice que tiene la mente para la autocuración.
He hablado de que la mente controla: si piensa de una manera, se va en una dirección y, si piensa de otra, se va en otra. Por ejemplo, cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo. Entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a las células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés. Y estas hacen dos cosas. La primera es que frenan el crecimiento del cuerpo. Porque si me está persiguiendo un león, necesito toda la energía para poder escaparme, y mi organismo apaga todo lo que no sea imprescindible para correr más rápido, así que se paraliza todo lo que tiene que ver con el crecimiento. La gente no lo sabe, pero tienes que crecer todos los días, porque, si no, te mueres. Cada día cientos de billones de células mueren y tienes que ir produciendo nuevas. Cada tres días, el sistema digestivo renueva sus células, pero si se intefiere con ese crecimiento, entonces no puedo estar sano porque estoy perdiendo demasiadas células al día, por eso la quimioterapia hace que se caiga el pelo y crea problemas de digestión, porque mata todas las células, no solo las del cáncer. La segunda consecuencia de las hormonas del estrés es que se cierra todo aquello que usa energía, y el sistema inmunitario usa muchísima energía: cuando estás enfermo, te sientes muy cansado porque tu energía la está usando el sistema inmunitario.
Si pones al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana
Eso significa que el estrés nos hace enfermar, ¿no?
Las hormonas del estrés apagan el sistema inmunitario, incluso la medicina usa este efecto en algunas ocasiones. Por ejemplo, si me trasplantaran un corazón, mi sistema inmunitario lo rechazaría. En esos casos, los médicos dan hormonas del estrés y eso impide que funcione el sistema inmunitario. Es tan claro que suprime el sistema inmunitario que lo usamos como un medicamento. Cuando la persona está bajo estrés, afecta de dos maneras: la primera es que deja de haber crecimiento y la segunda es que se apaga el sistema inmunitario. De esta forma, virus nocivos pueden atacarme fácilmente. Cuando estás bajo mucho estrés, te enfermas. Y debo decir que, si tomamos una muestra de sangre de cada persona, descubrimos que todos tenemos células cancerígenas. Las tenemos siempre, pero si está funcionando el sistema inmunitario, no pueden crecer. Una vez que se apaga el sistema  inmunitario, proliferan. Es como el catarro: no tienes que coger el virus, ya lo tienes dentro. Son organismos oportunistas. El 90 por ciento de la gente que va al médico es debido al estrés, y también el cáncer funciona igual.
Explíquenos qué es la medicina cuántica o medicina de la energía.
Como decía, la primera razón por la que la medicina de hoy es cuestionable es porque los médicos no saben cómo funcionan las células. La segunda es que la medicina está basada en la física de Newton. No reconoce la energía, esa parte invisible, las señales electromagnéticas. Pero, a principios del siglo XX, apareció la física cuántica, que dice que todo es energía, lo que podemos ver y también lo invisible. Si miras dentro del átomo, hay electrones, protones, neutrones. ¿Y qué hay dentro? Energía. La ciencia más reciente indica que el cuerpo responde a la física cuántica, no a la newtoniania. La medicina dice que quiere cambiar la química del organismo con drogas y la nueva medicina dice que hay que cambiar la energía. Y esta nueva medicina, la cuántica, es mucho más poderosa, porque responde primero el campo energético que el físico.
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química
Si todo es energía, ¿los pensamientos también? ¿Cómo influyen en nuestra salud?
La mente es energía. Cuando piensas, transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química. Así que esto es peor para las empresas farmacéuticas porque no lo pueden vender. Por tanto, no les interesa una conexión entre la mente y el cuerpo. Pero es cierto que las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión, y esta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo. Y así es como funcionaba la sanación antes del desarrollo de la medicina. La gente sanaba con los chamanes, con las manos... pero eso no puede vender y por eso la medicina no quiere ir por ese camino. Y es la razón por la que yo cambié mi carrera. Estaba enseñando en la universidad que hay que seguir con drogas y sabía que eso no era verdad. La medicina lo conoce, pero no habla de ello. Sabe que el pensamiento positivo, el placebo, puede sanar, y también que el pensamiento negativo puede matar. Uno se llama placebo y el otro nocevo. En realidad, no es que sea positivo o negativo, es la manera de pensar. Si el médico te dice que tienes cáncer, aunque no tengas cáncer, si lo crees, crearás la química que generará cáncer. Por tanto, el problema no es tanto el entorno real sino el que tú interpretas.
Y eso enlaza con la física cuántica.
Totalmente. Por eso no funciona la medicina, porque no reconoce la ciencia cuántica. No mira hacia ahí porque el dinero está en otro lado.
Usted ha explicado que, en la mente, quien realmente tiene el poder es el subconsciente, ¿por eso es tan difícil cambiar hábitos de pensamiento?
Es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 por ciento del tiempo.
Pero no lo podemos controlar.
Lo puedes reprogramar. La información del subconsciente se recibe en los primeros seis años de vida. Eso que aprendiste en esos años se convierte en el conocimiento fundamental de tu vida. Por tanto, hay muchos estudios que demuestran que las enfermedades que tenemos de adultos, como el cáncer, tienen que ver con la programación y el entorno que vivimos en los primeros seis años de vida.
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño
Es decir, los niños absorben también sus enfermedades o sus actitudes negativas, y así se 'programa' su subconsciente. ¡Qué gran responsabilidad para los padres! 
La gente, cuando oye esto, se preocupa, se culpa. Pero no eres culpable si tú no sabes que el subconsciente funciona así. No lo sabían nuestros padres, ni nuestros abuelos ni bisabuelos. Ahora bien, cuando lo entiendes, tienes que cambiar tu manera de vivir, porque entonces sí eres responsable. Está demostrado que si un niño adoptado vive en su familia casos de cáncer, en su madurez puede padecer cáncer aunque su genética sea diferente. Sería algo así como conducir un coche: si te enseñaron a conducir mal y has automatizado esa forma de conducir, pues lo más probable es que tengas accidentes. Si te enseñaron a maltratar tu cuerpo con mala información, destruirás el vehículo de tu cuerpo, cuyo conductor es la mente. El futuro es una mejor educación para los niños, incluso en la etapa prenatal.

¿Podemos reprogramar el subconsciente para estar más sanos o ser más felices con nuestra vida?
Los comportamientos que vienen del subconsciente no los percibes y pueden estar haciéndote daño. Quizás te sientes enfermo y echas la culpa a otra cosa. Al cambiar estos programas erróneos en el subconsciente, puedes recrear toda tu vida. Hay varias maneras de hacerlo. Se piensa que, cuando la mente consciente registra algo, la subconsciente también filtra esa informacion, pero no es así. La mente consciente es creativa y la subconsciente trata de todos los hábitos. Si le enseñas al subconsciente algo diferente, se lo enseñas también a la consciente, pero no al revés. Por ello, la manera de reprogramar es repetir y repetir hasta que se crea un hábito. Si leo un libro de autoayuda, mi mente consciente dice: “Sé todo lo que hay en el libro y lo aplico”, pero la subconsciente no se entera de nada. Entonces, piensas: “¿Por que sé tanto y todavía mi cuerpo no funciona?”. Los pensamientos positivos, el conocimiento... solo funcionan el 5% del tiempo, pero el 95% son los hábitos que tengo desde mi niñez. Y esa es la razón por la que los pensamientos positivos no son suficientes. Ayudan, pero no ves muchos resultados. Todo sigue igual hasta que no cambias el subconsciente. Técnicas de psicología basadas en la energía como la hipnosis o el Psych-K son una manera de cambiar el subconsciente, es como un aprendizaje rápido.
  
  
Con su investigación, ha aunado ciencia y creencia, un binomio que evita la mayoría de los científicos. ¿Usted cree en la eternidad? 
Absolutamente, sí. No hay dos personas iguales, y lo digo desde el punto vista biológico. Si cojo mis celulas y las tralado a tu cuerpo, no soy yo, el sistema inmunitario las rechaza. En las células hay como una especie de antenas en miniatura. Son receptores y algunos son autorreceptores. Tú tienes diferentes autorreceptores a los míos. Pero los receptores reciben las señales del entorno. Si corto esos receptores, la célula no tiene ninguna identidad, porque no le viene de dentro sino de fuera. Para explicarlo de forma gráfica, diría que el cuerpo es como un televisor: mis antenas captan y reproducen el programa televisivo de Bruce. Esos receptores recogen esa transmisión. Si estoy viendo la tele y se estropea el tubo de la imagen, ha muerto el televisor, pero sigue la transmisión. Así que cojo otra, la enciendo, conecto el canal y vuelvo a ver el programa de Bruce, pero en otra tele, o lo que es lo mismo, en otro ser. Si ese ser tiene los mismos receptores que tienes tú, volverás a estar trasmitiendo lo mismo, pero en otro cuerpo. Esto explica la reencarnación y quiere decir que el cuerpo puede ir y venir, pero la transmisión siempre está ahí.

¿Eso le hizo creer que tenemos espíritu?
Nunca había creído en el espíritu, pero cuando comprobé esto en la célula, me cambió la vida entera. La pregunta que me planteé es: ¿por qué esa duplicidad?, ¿por qué tener un espíritu y un cuerpo? Y la respuesta vino de mis células: si solo existiera el espíritu, ¿a qué sabe el chocolate?  Solo con la parte espiritual, ¿cómo vivir una puesta de sol? ¿Qué se siente cuando se está enamorado? Todas esas sensaciones vienen de las células del cuerpo, que puede oler, sentir, tener experiencias. Recoge todo eso, lo transmite al cerebro. Se convierte en vibraciones y lo transmite a la fuente del ser. Si se muere mi cuerpo, mi fuente de ser y mi espíritu tienen la memoria hasta que tenga otro cuerpo. La lección más importante es que estar vivo es un regalo, una alegría por todo lo que podemos sentir. Cuando hagamos eso, todo el mundo estará sano.

Entrevista por Montse Cano. 

jueves, 4 de junio de 2015

LA VERDAD Y LA MENTIRA... ISIS II


ISIS II - Del Libro de MAAT 

Legado de Hermes Trimegisto

Ankh 1- El universo es energía magnética pura: orden,
equilibrio y armonía.

Ankh 2- Todo lo que lo conforma debe estar en orden,
equilibrio y armonía.

Ankh 3- Todo nace de una sola cosa.

Ankh 4- Luz y oscuridad son los dos extremos de una misma
cosa. La luz cuanto más alta su vibración, es más sutil, más
diáfana, más dinámica.

Ankh 5- La oscuridad cuanto más bajo es su nivel de onda
vibratoria es más lenta, densa y opaca.
Ankh 6- Lo malo es la desarmonía de la Única Cosa.

Ankh 7- Lo positivo y negativo, lo masculino y femenino, el Sol
y la Luna. La existencia es por sus dos extremos, la unión de ambos
en armonía, o el punto medio es la manifestación.

Ankh 8- La manifestación es la perfección, porque es la vida.

Ankh 9- La vida es lo que da dinamismo al Uno para
manifestarse.

Ankh 10- Toda fuerza que se ejerce hacia un lado, tiene su
contrapartida opuesta con la misma intensidad. Pero el rebote es
mucho más fuerte que la fuerza inicial cuando es inarmónica.

Ankh 11- La armonía es la justicia.

Ankh 12.- La justicia es ciega porque no juzga, simplemente
equilibra las fuerzas.

Ankh 13- Los brazos de la balanza deben estar totalmente
horizontales, sin inclinarse hacia ninguno de los lados, pues todo
efecto tiene una causa.

Ankh 14- Nada es arbitrario ni casual en la existencia. Todo
es causal.

Ankh 15- Es tan malo ser verdugo como víctima, ambos se
hallan en los extremos de la fuerza.

Ankh 16- El verdugo deberá pagar con dolor en los
próximos ciclos aquel dolor que infringió a otros, hasta que
comprenda su error. La víctima deberá aprender en sus próximos
ciclos a no dejarse aplastar, porque permitirlo, es no amarse.

Ankh 17 – Quien no se ama a sí mismo, no puede amar a los
demás, ni inspirar amor a otros.

Ankh 18- Amarse no implica ego, sino conocimiento de la
verdad.

Ankh 19- Amarse es comprender que se es, una manifestación
de las infinitas de la Unidad.

Ankh 20- Amarse es un acto de amor a la totalidad.

Ankh 21- Nadie puede esconderse de la ley del equilibrio y la armonía.

Ankh 22 - Esta ley siempre se cumple

Ankh 23- No existe unidad alguna en la existencia que pueda sustraerse a esta ley.
Ankh 24- No existe juicio ni castigo.

Ankh 25- No existe juez ajeno a ti mismo.

Ankh 26- Al abandonar las cadenas materiales, el alma toma conciencia de sus fallos y aciertos.
Ankh 27- El alma planifica su retorno a la densidad del mundo para continuar su aprendizaje.
Ankh 28- El olvido es necesario al retornar al mundo denso, para probarse a sí mismo que la luz interior supera al mundo de la forma.

Ankh 29- El olvido es necesario para probar el valor y vencer el miedo. Ser consciente de tu eternidad, volvería tu vida absurda, sin sueños y el tedio haría que se diluyese la frontera de luz y oscuridad. El olvido da dinamismo a tu existencia infinita y eterna.

Ankh 30 – Cada uno es responsable del desequilibrio o desarmonía que produzca en la existencia. No hay excusas, no busques culpables fuera de ti.

Ankh 31- Cada uno deberá equilibrar la balanza cósmica responsablemente.

Ankh 32 - El camino es individual y personal. Eres un ser único e irrepetible.

Ankh 33- Nadie puede hacer el camino de otro.

Ankh 34- Nadie puede imponer el camino al otro

Ankh 35- Nadie puede ser intermediario del UNO.

Ankh 36- Todos son maestros y aprendices. Nada es superior a nada.

Ankh 37- Todo lo que existe es igual de importante, necesario e insustituible.

Ankh 38 - La justicia es verdad y orden.

Ankh 39- El desequilibrio provoca caos.

Ankh 40- La injusticia genera, odios, rencores y sed de
venganza.

Ankh 41- Verdad y Justicia son indivisibles.

Ankh 42- El miedo lleva a la injusticia.

Ankh 43- El ego es enemigo de la justicia

Ankh 44- Tras símbolos y arquetipos se halla la verdad. Tu
tarea es desmitificarlos y comprender.

Ankh 45- El Juicio de los muertos es un símbolo.

Ankh 46 - En un plato de la balanza se coloca el corazón del
hombre o Haty, donde habitan sus sentimientos, donde están
registrados los pensamientos, emociones, sentimientos, deseos,
palabra y acciones durante el ciclo de la vida.

Ankh 47 - En el otro brazo se deposita la pluma de
MAAT, símbolo de la sutileza de la luz de la verdad.

Ankh 48- Si el brazo permanece horizontal, el ser está listo
para ascender a otros planos de conciencia superior. No necesita
volver a encarnar.

Ankh 49- Si no se logra el equilibrio perfecto, el ser deberá
volver una y otra vez a la vida, al mundo de la densidad para
continuar su aprendizaje.

Ankh 50- Los dioses presentes en el Juicio a los Muertos,
son los arquetipos que deben estar presentes en el corazón del
difunto para que logre su paso a planos más sutiles.

Ankh 51 - Osiris es la bondad, Horus la luz, Isis El amor,
Maat la verdad de la justicia y el ordenamiento cósmico, y Thot la
sabiduría.

Ankh 52 - El ser no es juzgado por nadie ajeno, es él mismo,
desencarnado quien debe comprobar si logró la armonía y el
equilibrio.

Ankh 53– Es de justicia ocultar la verdad, a las mentes que
no están lo suficientemente preparados para recibirla, pues la
manipularán y distorsionarán transformándola en mentira.

Ankh 54- También es de justicia ayudar a que las mentes
evolucionen para poder recibirla. Nunca se da la verdad total, solo
pinceladas para que impulsen el despertar de otros.

Ankh 55- Si alguien por ayudarte a ver la luz de la verdad,
pretende cobrarte, no le pagues, la verdad no es propiedad de
nadie. Tampoco pretendas que te regale su tiempo. El equilibrio es
la clave.

Ankh 56- Si alguien te ayuda a llegar a la verdad, te ha dado
algo que no tiene precio, por ello no se puede cobrar, no existe
dinero que lo pague. Pero el tiempo que dedique a hacerlo debes
pagarlo.¿ Acaso el maestro de música no cobra a sus alumnos por
hora?

Ankh 57 - No pretendas recibir oro y pagar con baratijas.
Dale a cada cosa su justo valor. Si subestimas el precio del oro
que recibes, provocas un desequilibrio. Valora lo de los demás como
pretendes sea valorado lo tuyo.

Ankh 58 - El tiempo que dedica otro para ayudarte, es
tiempo que no emplea en continuar su aprendizaje. El tiempo en el
que irradia su sabiduría a tu ser, es un gran acto de amor, porque
su ser detiene el avance individual.

Ankh 59 - La sabiduría y el amor que irradia hacia ti no
tienen precio. Quien te da alimento trascendental justo es que lo
retribuyas con un ínfimo porcentaje para su supervivencia en la
densidad.

Ankh 60 – Aquel que no irradia y lo hace como mero negocio,
o buscando poder y reconocimiento, es un hermano de la oscuridad.
Cuidado hay muchos y son los reyes del engaño.

Ankh 61 - No les odies, no los acuses, no los desprecies, si
están ante ti es porque los convocaste. Son tu espejo, tu reflejo,
tu vibración. Lo que viste en ellos de ti, no te gustó. Esa es la
lección. Modifícalo.

Ankh 62- Te encontrarás con el mismo reflejo de ti en tantas
oportunidades de tu vida, como sea necesario, hasta que aprendas
la lección.

Ankh 63 - Quien irradia sabiduría, es un maestro puntual. No
dependas de él. No te aferres a él, no idolatres su figura, no creas
que es perfecto, no pienses que es superior a ti. Solo es una ráfaga
de aire en tu sendero. Aquel que por irradiar, se sienta con potestad sobre ti, no
es un maestro de la luz. Un verdadero maestro de la luz, ama y respeta tu libertad.

Ankh 64- Tu único maestro permanente eres tú, en una
vibración más alta. El UNO, es dual. Manifestación e in
manifestación, infinito y eterno, omnipresente y omnisciente. Tú eres
su emanación al completo y eres de su misma naturaleza. Tu ser
habita en todas las dimensiones y planos simultáneamente. Las
dimensiones son tu nivel de conciencia de tu lugar en el cosmos. La
sabiduría de otro te ayudará a recordar lo que ya sabes. La luz de
otros son las señales del camino, pero el sendero debes recorrerlo
por ti mismo.

Ankh 65 – Aunque se oculte la luz de la verdad tras el error
humano. Aunque se limite lo infinito a pensamiento humano, la luz
de MAAT prevalecerá. Tú eres tu Ángel de la Guarda en la
Séptima dimensión. Tu maestro o guía interno también eres tú en la
Octava y Novena dimensión. A mayor conocimiento de tu ser en los
planos mas elevados es mayor el despertar. De ti depende soltar el
lastre de las dimensiones inferiores que no te permiten elevarte.

Ankh 66 - Hay momentos, en que los hermanos oscuros son
tus mejores maestros. Las lecciones que necesitas aprender en la vida,
a veces necesitan especialistas.

Ankh 67- Quien eligió trabajar para la tenebrosidad antes
de encarnar, no podrá ir contra su propia naturaleza, aunque lo
intente. Pero podrá preparar el camino para la próxima encarnación.


Ankh 68- Cuanto más miedo intenten inculcarte, cuanto más
te amenacen, menos miedo debes sentir, enfréntate y con energía
niégate a que te dobleguen. Así serás invencible.

Ankh 69- Aquel que usa el miedo como herramienta para
doblegar a otros, solo quiere esclavizar a los demás, alimentando la
oscuridad de su victima, para que la mentira tome el mando. El peor
veneno para el ser, es el miedo.

Ankh 70- El ser maligno con el que amenazan para poder
manipularte, es inexistente, es el fruto de sus propios miedos. No
hagas tuyos los miedos de otros. Lo único maligno es la densidad de
quienes lo inventan, lo alimentan y le dan forma.

Ankh 71- Solo las mentes oscuras carentes de luz pueden
dar forma y atributos al extremo denso de la vibración, porque es
su propio reflejo, pensamiento, sentimiento, verbo y acción. Ignóralos
y así pierden su poder sobre ti. Son ellos mismos en estadios de vibración
muy baja. No tienen nada que ver contigo.

Ankh 72- Cuando temes, le das poder y fuerza, porque tu
longitud de onda baja a niveles donde atrae y magnifica tus miedos.
Tú decides a que vibración de tu ser le das el mando en cada ciclo
vital.

Ankh 73- Tampoco temas a la oscuridad, es necesario en
toda batalla para salir vencedor conocer al adversario. Lo importante
es que no te dejes atrapar por ella. Tu fuerza y poder radica en tu
valor, en tu arrojo, en ser consciente de tu naturaleza.

Ankh 74- Las posesiones demoníacas son otra invención
absurda del hermano de la oscuridad para doblegarte.

Ankh 75– Nadie invade nada, es solo un cambio de vibración
de cada unidad, tan fuerte y poderosa que le permite crear
fenómenos densos y oscuros, al vibrar en la frecuencia de onda más
baja y densa.

Ankh 76 - Nunca habrá nada ajeno a ti dentro de ti, porque lo
ajeno no existe. Asegurar lo contrario es negar la luz de la verdad.

Ankh 77- La gran energía cósmica magnética, la luz de
MAAT, no se puede invadir a sí misma. Salvo en la idea errónea
de separación. Este es un pensamiento de la densidad más profunda.

Ankh 78- Lo importante es vivir y actuar por conocimiento y
convencimiento y no por miedo o amenaza. El Universo ama a quien
busca la luz de la verdad y no a quien por miedo se queda repitiendo
formulas humanas finitas y erróneas.

Ankh 79- La inteligencia y la valentía son dones del cielo para
crecer. Negarse a ello es ir contra el plan cósmico. Limitar la
abstracción de la deidad a pensamiento humano finito, demuestra
falta de sabiduría, intentar imponerla a otros, densidad absoluta.

Ankh 80- Mientras se teme a un ser ajeno inexistente,
no se permite la expresión de la divina presencia que anida en cada
célula y átomo de la existencia infinita y eterna. El ser ajeno son las
cadenas con las que te someten los hermanos de la oscuridad. Así, te
mantienen amarrado a la densidad y te niegan el don natural de volar
hacia la ascensión, hacia la luz.

Ankh 81 -El libre albedrío implica la libertad en la
búsqueda de la luz de la verdad, aquellos que pretenden imponerla
con grilletes de ignorancia, prisiones de miedo y amenazas de castigos,
no obedecen a la luz, sino la oscuridad más densa.

Ankh 82- Se debe pensar, sentir, hablar y actuar con
infinito amor y respeto hacia toda la existencia, sin emitir juicios ni
coacciones de castigo, ya que quien lo hace esta sirviendo a dos amos.
No permitas que el ruido caótico de la mentira inunde tu vida, pues
ello no te permite escuchar la melodía armónica de tu voz interna.

Ankh 83 - Quien piensa, siente, habla y actúa en
conciencia y no por miedo es quien sigue el sendero hacia la luz.
Aunque a pesar de ello, a veces tenga que transformar su lengua en
una espada para defenderse de la prepotencia, de aquellos que
nadan en la superficialidad de las creencias, intentando doblegar al
ser libre que busca la luz sin condicionamientos humanos.

Ankh 84- Cuando el custodio de la Luz de la verdad, quiere
imponer con miedo y amenaza la ley, se convierte en emisario de la
oscuridad y el error. LA LEY DE LA VERDAD, nunca es
invasiva, nunca fuerza, no usa el chantaje del castigo. LA LEY
fluye y solo penetra en quienes se abren a ella voluntariamente.

Ankh 85 - Cuando al emisario de ISEFET, se lo intenta
detener, su miedo y ego, lo vuelve más denso, buscando el poder
absoluto y se convierte en oscuridad total, ignorando con su
soberbia a quien sirve. La falta de flexibilidad en el pensamiento y
sentimiento, anteponiendo el cumplimiento de la ley a la comprensión
de los infinitos matices que la conforman, transforma a su mayor
defensor en su mayor enemigo.

Ankh 86 - Las acciones bien intencionadas provienen de la luz
de la verdad, de la energía cósmica magnética, pero el ego puede
llevarte al extremo opuesto, de la vibración que genera la
intencionalidad.

Ankh 87- No basta con conocer y comprender la Luz de la
Verdad, debes pensar, sentir, hablar y actuar en esa vibración. Es
necesario entender qué es, el magnetismo cósmico, la vibración, y que
lugar ocupa el hombre en el Universo.

Ankh 88- La energía pura magnética de la que emana la
totalidad, es también tu sustancia, es poderosa y a la vez sensible,
puede penetrar todo por muy denso que sea, pero también puede ser
descompuesta en diferentes longitudes de onda. Y es tu
pensamiento el que tiene ese poder, porque es lo único en el mundo
de la densidad que mantienes con la pureza de la partícula primigenia.

Ankh 89- Vibración y magnetismo, que desde el centro mismo
del Universo llega a los confines de su emanación, y a cuyo efecto
nadie, ni nada puede sustraerse. Cada unos cinco mil años
terrestres la fuente emite un poderoso rayo, hacia los centros de
las galaxias para sincronizar el aún caótico cosmos.

Ankh 90- Las galaxias a su vez la dirigen hacia los planetas y
soles para que todo lo que ellos contienen, se armonice en un
amanecer galáctico sin igual. Entonces surgen grandes cambios,
tanto planetarios como humanos, y es el momento donde cada ser
debe hacer su elección trascendente, ascender o continuar sirviendo
a ISEFET y a la autodestrucción.

Ankh 91- En esos momentos la energía de sincronización,
trae a MAAT, para que se muestre al mundo, para que todo aquel
que comprenda se decida a la evolución conciente hacia la energía de
la LUZ Y LA VERDAD y pierda el miedo.

Ankh 92 - Cuando esto ocurre hay pruebas físicas de ello, las
líneas magnéticas del planeta sufren disturbios, moviéndose,
disminuyendo. Muchos animales sufren desorientación especialmente
los de mayor tamaño de los océanos y las aves; aparatos creados por
el hombre que utilizan energía magnética se ven afectados y pierden
su exactitud ante las variaciones en ese campo que les
descompensan.

Ankh 93- Las estrellas de los sistemas solares afectados pierden
polaridad y se convierten en un solo campo magnético. Los ejes
 imaginarios sobre los que rotan los planetas sufren un bamboleo, que
lleva a modificar su posición “habitual” y se comportan de forma
errática. Sobrevienen
maremotos violentos, huracanes, terremotos, inundaciones, guerras,
accidentes donde se ven implicadas muchas personas, cataclismos
naturales que arrastran al caos y la muerte a muchos seres.

Ankh 94- Los mundos se ven afectados con grandes
tormentas magnéticas provenientes de las energías que emiten sus
soles. Los planetas se mueven aceleradamente y pierden parte de su
magnetismo habitual. Simultáneamente se acelera la frecuencia
vibratoria. Y el mundo cambia en pocos años, la sensación de que no
existe un lugar seguro sobre el planeta se hace más profunda e
inquietante.

Ankh 95- Estas anomalías provocan en los humanos mucha
confusión, agresividad en aumento, llegando incluso porcentajes muy
altos, a la des-alineación transitoria o permanente de muchos
individuos. El electromagnetismo cósmico influye en la conciencia y
razón humana, y esto afecta la vibración de los seres. El silencio es el
único camino para hallar la paz y centrar al ser interno, en momentos
cósmicos tan convulsionados.

Ankh 96- Ante estas influencias electromagnéticas tan
poderosas, que influyen en las ondas cerebrales de la humanidad, es
necesario tomar medidas para hallar el equilibrio del ser interno, como
contrapartida a las energías externas. Cuando cambia el magnetismo
y la vibración cósmica, los hombres deben aprender a sintonizar en la
nueva frecuencia planetaria.

Ankh 97 - Estos desequilibrios o re-acomodamiento del ser humano para poder estar en armonía con el magnetismo cósmico provocan, inquietud, dispersión y sueño poco reparador. Quien no sepa controlar sus emociones pudiendo sustraerse a este aparente caos externo, haciendo un viaje hacia lo profundo de su ser, no puede generar su propia burbuja magnética y quedará atrapado en las garras de ISEFET.

Ankh 98 - Por ello MAAT se muestra al mundo para que se produzca el despertar de la conciencia, para poder contrarrestar esta aceleración planetaria y la pérdida de parte de su campo magnético, que día a día irá en aumento, hasta el punto de llegar a invertir la polaridad. Solo por el sendero de la ascensión, la humanidad podrá sustraerse al nuevo equilibrio energético cósmico, para poder adaptarse al nuevo desafío que se presenta desde el corazón de la GRAN MENTE UNIVERSAL.

Ankh 99 - Cuando el mundo se halla inmerso en una marea de locura, violencia, tristeza, fatiga moral y mental, falta de ética, y valores fundamentales de respeto y amor se pierden desde el soberano al último vasallo, cuando “todo vale”, es la señal.

Ankh 100 - La perturbación en todos los órdenes de la vida exige del hombre un despertar para caminar con paso seguro hacia MAAT, hacia el nuevo orden, hacia el fin del miedo. Si la humanidad desea sobrevivir como especie y civilización, debe ser sensible a los cambios que señalan el salto cuántico del planeta y sus habitantes en su conjunto.

Ankh 101 - Todo caos es previo al nuevo orden, depende del hombre adaptarse y ascender junto con las energías planetarias o quedarse anclado a ISEFET.

Ankh 102 - No temas al caos, no te sientas vulnerable, sonríele; es la antesala del orden, la verdad y la justicia. La violencia e ira de ISEFET es la señal inequívoca del cambio que se avecina.

Ankh 103 - El arquetipo del Ángel Caído, significa el instante en que el alma encarna por primera vez. El ángel se divide en dos partes y baja al mundo de la densidad, olvida su origen celestial, ignora la VERDAD, se sumerge en la idea ilusoria de separación de la FUENTE y se siente vulnerable. Busca entonces a su mitad, busca respuestas y se sumerge en intrincados laberintos. Cae muchas veces en caminos sin salida, y si se acomoda en un sendero limitado, amarrado a paradigmas falsos del pasado, detiene su avance.

Ankh 104 - Olvida la mentira, el Ángel Caído no es el hipotético enemigo oscuro, maligno, rebelde, de un hipotético dios cruel y caprichoso que te regala el libre albedrío y te amenaza con terribles castigos si no eres obediente a sus caprichos y ego. La perfección del UNO es dual pero no es contradicción. El Ángel caído eres tú mismo en tu vibración más baja.

Ankh 105 - Quienes frenan o se interponen a la búsqueda de la sabiduría plena, son ángeles caídos que sirven a la involución, bajo el disfraz de guías espirituales. Son los mismos que dan al UNO, forma, nombre y lo visten con sus densidades internas, engañándote para que te enroles en sus huestes.

Ankh 106 - Obediencia ciega, sumisión, premio y castigo, destrucción, exterminación, egolatría, adoración, idolatría, ira violencia, envidia, rencor, racismo, homofobia, prepotencia, soberbia, fanatismo, sectarismo, intolerancia, guerras, maldiciones, ignorancia y venganza, son los atributos de la densidad, nunca de la sutileza.

Ankh 107 - Las atrocidades que la humanidad comete en nombre de su dios o por mandato divino hacia otros seres obedecen a ISEFET. MAAT no necesita ofrendas materiales, ni sangre derramada, no hace distinciones por lugar geográfico, cultura, idioma o color de piel.


Ankh 108 - MAAT nunca pide la sangre de otros seres porque su percepción sea distinta, cada ser percibe a la divinidad desde su nivel de onda vibratoria.