lunes, 16 de marzo de 2009

SER UN NIÑO PARA SIEMPRE...ES


La experiencia del niño obsesiona durante toda su vida a la gente inteligente. La quieren repetir: la misma inocencia, el mismo asombro, la misma belleza. Ahora es un eco lejano; parece como si la hubieses visto en un sueño.


Pero toda la religión nace de la cautivadora experiencia de la infancia, del asombro, de la verdad, de la belleza y de la hermosa danza de la vida en todas las cosas. Los cantos de los pájaros, los colores del arco iris, la fragancia de las flores, le recuerdan al niño, en lo más profundo de su ser, que ha perdido el paraíso.


No es una coincidencia que todas las religiones del mundo tengan en sus parábolas la idea de que una vez el hombre vivió en el paraíso y de alguna manera, por alguna razón, fue expulsado de él. Hay diferentes historias, diferentes parábolas, pero significando una verdad sencilla: estas historias son sólo un modo poético de decir que todo hombre nace en el paraíso y después lo pierde. Los retrasados, los poco inteligentes, lo olvidan por completo.


Pero la gente inteligente, sensible, creativa, sigue estando obsesionado por el paraíso que una vez conoció y que ahora permanece con ellos, como una tenue memoria, difícil de creer. Empiezan de nuevo a buscarlo.


La búsqueda del paraíso es nuevamente la búsqueda de vuestra infancia. Por supuesto, tu cuerpo no será ya el de un niño, pero tu consciencia puede ser tan pura como la consciencia de un niño. Este es el secreto del camino místico: hacerte de nuevo un niño, inocente, sin contaminar por los conocimientos, sin saber nada, todavía consciente de todo lo que te rodea, con un profundo asombro y sentido del misterio que no puede ser desmitificado...


Satyam Shivam Sundram, Capítulo #1 El libro del niño de Osho



14 comentarios:

Jorge Martin dijo...

Peter Pan lo dejo bien dicho: Venir a nùnca jamas el pais en el que todo el mundo volvera aser un niño

Silvia dijo...

si,vover a sentirse como un niño inocente seria genial!!yo estoy en ello.....

besossssssss!

Campanilla

Zamora dijo...

Intuyo que vienen unos post que nos ayudaran a ver y ser mas niños hombres.
un abrazo amigo g.
namaste.

LOLA dijo...

Tu crees que en este mundo puedes ser un niño?No nos haran papilla?Un besazo

roxana dijo...

La pureza de los niños!!! que belleza!!!! Poder dejar tanta basura afuera y retornar a esa inocencia, a sorprendernos de las cosas bellas y no de las terribles noticias que vemos y escuchamos, estar fuera del sistema para introducirnos en el otro sistema que es mas sano. Toda una experiencia!!!! Un abrazo
Un gusto! Buena semana!

J. Marcos B. dijo...

No nos machacaran Lola, ser niño es por fin ser de nuevo alerta, despierto al aquí-ahora y, en caso de que alguien quiera hacerte "papilla" o evitas entrar en discusiones estériles...(que es lo mejor...es decir lo dejas con sus tonterías e insultos...) o luchas de frente lo mejor que puedes con lo que hay si tal es lo que te ofrece el momento, es decir, si tu vida esta en peligro por ejemplo...pero Todo Va Ir Bien!!

Abra otro post par completar este...

besos y abrazos a tod@s. marcos

LOLA dijo...

Mira que me tranquilizas con tus palabras...si tu dices que no nos machacaran...te creo y si no sacare mis armas.espero tu nuevo post.besos y abrazos amigo

Xochitl dijo...

Los niños son tan hermosos.
=)

MentesSueltas dijo...

La edad en que somos magicos, perceptivos y con habilidades que vamos perdiendo de a poco.

Hermoso texto.

Te abrazo.
MentesSueltas

cristina dijo...

"...con un sentido del misterio que no puede ser desmitificado"

ahí está el secreto de los niños, "creen", y no importan las miles de razones que se les dan para demostrarles lo contrario, para ellos todo es posible, y el loco eres tú, que no lo sabes... y no creo que sea porque ellos aún desconocen el mundo, sino sencillamente... porque todavía no han perdido la memoria de nuestro orígen
¿quién es el equivocado?
preciosa entrada. Besos.

J. Marcos B. dijo...

Hay que saber que estoy efectivamente loco... y que no se nada, porque sigo siendo niño y me va bien así, no quiero complicarme la existencia con las cosas absurdas de los "grandes". Vibro con lo que hay ahora, con lo que va surgiendo, actuó con amor haciendo las cosas y lo demás no se, y no me importan...si hay que luchar luchare y en primera fila, si hay que comer, como, si hay que trabajar, trabajo atentamente, si hay que limpiar la casa la limpiare, si hay que cocinar, cocinare, si hay que jugar con mis hijo, juego, voy avanzando tal como se presentan las cosas, sin más...

un fuerte abrazo a tod@s

Chencho dijo...

Muy interesante tu reflexión. Es curioso pensar que el niño comienza su conciencia creyendo que el es todo, todo esta ahi por el y para él, son parte de si mismo. Luego, la edad y la sociedad te aparta de esa conciencia y te aisla, te quedas solo. Y los que "soñamos" siendo adultos creemos en la conexión que existe entre todo los que nos rodea. Efectivamente, amigo Marcos, esa conciencia infantil no la quiero perder.
Un abrazo para todos y todas.

estoy_viva dijo...

La inocencia de los niños, su encanto, su ternura que con los años perdemos, si me gustaria volver a tenerlos, el mundo y todos nosotros seriamos mucho mas felices.
Con cariño
Mari

J. Marcos B. dijo...

el de la foto, soy yo ayer...jeje, ya me gustaba el agua, en ella encuentro la paz y el amor. Té-.