martes, 18 de noviembre de 2008

PEQUEÑOS JEFES...


SIEMPRE HAY QUE tratar a los empleados exactamente como queremos que ellos traten a nuestros mejores clientes.


Demasiadas veces veo en muchas empresas infelicidad, tensiones, gente harta de trabajar y casi en depresión por el trato que reciben de sus pequeños jefes. Si los llamo pequeños porque son muy pequeños…



Si el jefe no sabe inducir en sus empleados ser sus propios jefes en cada tarea que desenvuelven, nunca tendrá un buen equipo y siempre será el pequeño jefe de una empresa mediocre…un idiota con cierto poder. Confiar en el talento que cada persona puede aportar a la empresa, da una imagen mucha mas positiva de ella misma, ganadora, feliz y es de mayor propósito pienso que aplastar a un empleado bajo unas ordenes dicha con soberbia y gritos.

Cada persona es un pilar de la empresa, no entiendo bien como ciertos jefes no se dan cuenta que son sus empleados quienes van a tratar directamente con nuestros clientes. Son la cara de la empresa. Si esa cara es la de un infeliz, no creo que atraerá muchos más clientes sino todo lo contrario.

Un empleado feliz, sonriente, valorado por su trabajo, incentivado en los beneficios de la empresa, se siente útil y como parte integra de esa empresa. Vendrá al trabajo con ánimos altos, feliz de poder servir a su empresa, no se atrasara, no inventara excusas o enfermedades falsas para no venir a trabajar, será un pilar activo en el cual la empresa se podrá apoyarse sin miedos a que se derrumba. Hasta vivirá mejor su vida personal, recordemos que nos pasamos un tercio de nuestra vida trabajando...y si uno es infeliz en su trabajo, difícilmente lo sera con su familia...

Conozco a muchos jefes que se quejan de sus empleados diciendo que no quieren trabajar, que son una banda de vagos etc…pero nunca se preguntan si quizás el problema viene de ellos mismos, si no serán ellos que provocan este mal ambiente...

No se ponen en cuestión nunca, ellos piensan que son los mejores, el jefe...

Un buen jefe es aquel que sabe inducir en cada persona ser su propio jefe, a ser responsable de lo que la empresa ha delegado en ella.

El buen jefe siempre tiene que estar atento en caso de que lo necesiten y dispuesto en ayudar, trabajar con su empleado si es necesario, explicar mejor lo que la empresa desea, una y otra vez…en vez de criticar y mal tratar a su empleado. Luego, cuando el empleado sabe lo que tiene que hacer con seguridad, entonces fluirá en su puesto de trabajo y acudirá al jefe en caso de dudas, pero no le tendrá nunca miedo, ira a verlo y en paz preguntando por la duda que quizás tenga.

Conforme vamos sembrando recogeremos…

El que quiera ser líder debe ser puente…

"El poder es bien tenido cuando el poderoso es mas amado que temido". Adelardo Lopez de Ayala.

"El poder si no se basa en la unión, es débil". Jean de la Fontaine.

--
Marcos....><((((º>

2 comentarios:

jose maria dijo...

Muy interesante, se lo enseñaré a mi jefe a ver que dice, glups¡

Un abrazo amigo Marcos.

J. Marcos B. dijo...

ja ja ja! a ver que te dice... gracias por seguir por aquí amigo.

Ufaz!