lunes, 17 de noviembre de 2008

NO SOMOS EL CARRUAJE

PLATON DIJO: “El cuerpo humano es el carruaje; el Yo, el que le conduce; el pensamiento son las riendas; y los sentimientos, los caballos”

Hoy, en mi intento comparar ciertas cosas antiguas y nuestro mundo moderno, pensé en la imagen de un automóvil. Se podría decir que:


El cuerpo humano es el coche; que el Yo es el que lo conduce; el volante y los mandos serian los pensamientos; el motor los sentimientos; y añadiría a la carretera, que es la conexión hacia lo deseado.

¿Pero que es la gasolina del coche?...

Marcos....><((((º>

4 comentarios:

Casandra dijo...

La gasolina, sin dudas es el AMOR.

jose maria dijo...

Yo concretaría un poco más, creo que la gasolina sería la ILUSION.

Un abrazo...

sedemiuqse dijo...

El Motor de arranque la ESENCIA DEL SER,porque YO quien conduce soy amor.
besos
jejeej

J. Marcos B. dijo...

El AMOR es mi gasolina. ILUSIÓN siempre tengo en que no me falte dicha gasolina, nunca, para poder seguir compartiendo mi viaje con todos vosotros.

M.Gracias por vuestros acertados comentarios.

M