miércoles, 28 de enero de 2009

MAESTRO, ¿porque todo me sale mal...?


Cierta vez, un hombre
decidió consultar a un sabio sobre sus problemas. Tras un largo viaje hasta el paraje donde aquel maestro vivía, el hombre, finalmente, pudo dar con él:

–Maestro, vengo a usted porque estoy desesperado. Todo me sale mal y no sé qué hacer para salir adelante.

El sabio le contestó:

–Puedo ayudarte con esto. ¿Sabes remar…?

Un poco confundido, el hombre contestó que sí. Entonces el maestro le acompañó hasta un lago. Juntos subieron a un bote y el sabio le dijo al hombre que remase hasta el centro del lago.

–¿Va a explicarme ahora como mejorar mi vida?, dijo el hombre, advirtiendo que el anciano gozaba del viaje sin más preocupaciones.

Al llegar al centro exacto del lago, el maestro le dijo:

–Acerca tu cara al agua y dime qué ves.

El hombre se asomó por encima del pequeño bote y, tratando de no perder el equilibrio, acercó su rostro todo lo que pudo.

De repente, el anciano le empujó y cayó al agua. Al intentar salir, el anciano le sujetó impidiendo que subiera a la superficie. Desesperado, el joven manoteó, pataleó, gritó inútilmente bajo el agua. Cuando estaba casi ahogado, el sabio soltó y le permitió subir.

Una vez en el bote, entre toses y ahogos, el hombre gritó:

–¿Está usted loco? ¿¡No se da cuenta, casi me ahoga!?

Con el rostro tranquilo, el maestro le preguntó:

–Cuando estabas bajo el agua, ¿qué era lo que más deseabas?

–¡Respirar, por supuesto!

–Bien, pues cuando luches para salir adelante con la misma vehemencia con la que luchabas por respirar, entonces estarás preparado para triunfar…


16 comentarios:

cynthia dijo...

Me sorprendiste, increible enseñansa... es para pensar y meditar...
Tantas veces nos quejamos y no estamos haciendo nada por cambiar..
solo el quejido simular de una acción, lejos de lograr algún movimiento más que el grito perdido en el viento.. o sea la nada, todo sigue igual.
No alcanza con ver el problema o dolor sino es realmente lanzarse y prender el motor.. (nuestro) de querer hacer algo... y no quedarse en la intención.


Besos... ya estoy aqui en tu otro blog...

besos cariños.

roxana dijo...

HAY QUE PONER EL ALMA!!!!! para conseguir lo que uno busca. O hay que buscar con el alma, lo que uno quiere. !!!
HERMOSO CUENTO!!
Un gusto como siempre!
rOXANA

Zamora dijo...

Hoy tengo qu eponer en marcha tu plan, hoy yo necesito respirar

sedemiuqse dijo...

j.Marcos. que alegría de tenerte, que te fueses, que bien, me alegro muchisimooooooooooooooo
Bravisimo
Besos y amor
je

jose maria dijo...

Se aprende mucho de los cuentos, ¿verdad? claro, es que somos niños grandes...
Un abrazote ZEN,

PAZ Y AMOR parati, para todos...

amor dijo...

¿y llegó el satori? yo en busca del mío, aún

J. Marcos B. dijo...

Amor,

Preguntar por el Satori es una clase de resistencia que creas en ti...Con respeto te dire lo poco que se al respecto. Como bien debes saberlo, NO has de hacer nada...de nada. Preocuparse en buscar el satori, es resistencia.

Solamente una cosa se puede hacer: ser consciente, presente y atento en el aquí ahora, no resistirse y no debe haber ninguna resistencia hacia él. Fluir zen...resumiendo...se que no es fácil, pero no imposible.

El satori ya esta en ti tal una semilla empujando...creciendo, déjala desarrollarse en paz y, un día disfrutarás de su fragancia de paz. Estar aquí tu, yo, compartiendo cosas, ideas, textos espirituales, es señal de que ya esta en ti. Tiempo al tiempo amigo...
Podría escribir páginas y páginas, porque es un tema denso y hay mas cosas por compartir, pero aquí no es el lugar. Me diste ganas, quizás publique algo sobre este tema...veré.

Un Abrazo zen.

M

J. Marcos B. dijo...

Si me gustan los cuentos, porque Niño siempre quiero ser...! Estimado JM gracias por estar, como siempre un placer amigo.

M

J. Marcos B. dijo...

Zamora!!! ¿que plan man?? jajaja!!
Siempre me rió contigo, el gato en tu blog es lo ostia!!
Y eso, a respirar, a reír, a disfrutar, a vivir fuerte...!

Un abrazo zen.

M

J. Marcos B. dijo...

Eso Roxana, el Alma en la acción, pero sin caretas...como este en el cuento, cuando sale de bajo el agua, jajaja!Al ataque.

Un abrazo.

M

J. Marcos B. dijo...

Oh...Sedemiuqse! un placer verte de nuevo por aquí. Gracias por tus cumplidos fantasticos.

Peace % Love...

M

J. Marcos B. dijo...

Cynthia ya te vi en el otro blog, pero gracias por visitar este, me alegro que te sientas bien aquí también.

Besos zen.

M

LOLI dijo...

Precioso cuento!!!!Menuda lección !!

Así aprendí a nadar me tiro un hermano mío al agua y no tuve mas remedio que nadar .

Namaste

♪Vida♪ dijo...

Si !!!! Es muy bonito todo...pero llevarlo a la practica , no es Real...hay factores que te impiden salir a flote...
Namaste....y flotafores.

Anónimo dijo...

Salir a flote o no salir hay esta el dilema...se tienes fuerzas o se tiene suerte hay esta el dilema , todo el que es fuerte triunfa y el que es débil también hay está el dilema porque todo el mundo lucha por sobrevivir.. Pero el éxito es una gracia de Dios que esta soló y sólo para los elegidos....

Pace dijo...

La sabiduria esta por todas partes, aun en las lecciones mas duras de la vida.