jueves, 8 de enero de 2009

FLUIR...ES POSIBLE...

FINALMENTE, FLUIR EN la vida, es menos complicado de lo que parece. Muchos piensan que en esta vida de locos que casi todos tenemos es imposible...pero no lo veo así. Como bien sabemos, Todo reside en escucharnos de Verdad…escuchar…con Atención nuestra voz interior, intuición, sentir, señales…etc…(llamémoslo como queramos, es lo de menos…) “Ella”, nos dice que hacer en cada momento. Dentro de nuestro ser, es donde existimos de Verdad, es decir en nuestro inconsciente. La parte consciente solo retransmite con palabras o actos lo que ya filtro y nos comunico nuestro inconsciente. El consciente es nuestra herramienta, y no su contrario... Menos mal que filtra el inconsciente…sino estaríamos fulminados al instante por la enorme masa de datos que captamos durante el día a nuestro alrededor mientras estamos levantados con los ojos abiertos.


No somos el coche, (el cuerpo, el cerebro) somos el que lo conduce…es importante recordarlo.



La idea es no resistir a lo que nos dicta nuestro ser interior, el sabe mucho mas que nuestro cerebro “loro”… EL conduce, EL es Mágico... Volvamos a actuar como los niños -nuestros mejores maestros- con espontaneidad, diciendo la verdad, educándoles en esa vía para que sigan creciendo puros y , el mundo cambiara seguro. Ellos, los niños, son UNO, NO SE COMPLICAN…no hay dualidades, actúan según lo que sienten, son todo amor.

Ya adultos, y por no haber sido educados en ese sentido, (pero nunca es tarde...) suele ocurrir, -demasiadas veces- que confundamos los mensajes de la mente consciente con los del inconsciente… ¡hasta nos auto creamos respuestas pensando con la mente consciente…! y, la liamos, porque nuestra vida es un lío enorme….


Una de las razones que nos perturba -entre otras cosas- es lo que nos rodea. Es más beneficioso No amasar objetos inútiles que nos distraen en nuestras casas o lugar de trabajo por ejemplo, frenan una posible escucha, un fluir eficaz. En casa, el televisor es el enemigo numero uno… La publicidad es muy poderosa por la repetición con la cual la difunden, funciona de maravilla….acabamos comprando hasta lo inútil…! No es que me prohíbe mirarla, solo la enciendo para poner una buena película o un buen reportaje que me enseñe algo nuevo, lo demás sobra. Si quiero publicidad, me la hago yo mismo, como lo explico en el post de “La Publicidad Personal” (etiqueta Estrategia). La televisión nos aduce del Aquí, el Ahora, que es lo único que debería interesarnos si queremos fluir zen...


También no ayuda nada una mala decoración con colores mal elegidos o agresivos, muebles y cuadros mal colocados o en cantidad exagerada, nos perturba e influye negativamente en nuestras vidas e impide que fluya la paz.

Si hay desorden en una casa, una mala decoración, suciedad, ruido, televisión 24H, habrá desorden en las personas que viven dentro, de ahí el éxito del Feng Shui. De igual modo la música es muy importante, es obvio que para una buena escucha interior…por ejemplo, una música clásica será mas saludable que la de Hard Rock o peor, Heavy metal… Incluso para ser aun mas claro, añadiré las que contienen palabras, porque tenemos tendencia en escucharlas, cantarlas y por consecuencia ya no estamos a lo que debemos estar: Atentos al Aquí, Ahora, si tal es nuestra elección en ese momento, por supuesto...Es obvio que podemos parar nuestra actividad y escuchar esos maravillosos autores y nuestras canciones favoritas, o ver un buen film, es también una buena manera para aprender algo nuevo, es otro tipo de actividad... Por ejemplo no podemos conducir bien estando distraído en un coche lleno de cosas que cuelgan en el retrovisor, sucio, escuchando canciones de autores que hacen pensar, hablando por teléfono, mirando el GPS, ¡y porque no la tele…!


Si no prestamos Atención a nuestro propio ser, a lo que estamos haciendo en el momento de Ahora, actuamos como robots, de forma mecánica, y eso no es fluir... Ser ATENTO a cada instante, en cada acto, en cada alimento que ingerimos, en cada pisada, en cada estiramientos, asana si hacemos yoga u otro deporte, en lo que nos rodea, escuchándonos más, hablando menos, aprendiendo algo nuevo cada día, etc… nos lleva a una vida mucha más bella y armoniosa. Fluir es abandonarse al instante de ahora, sin juzgar...

Finalmente lo tenemos todo, en nosotros mismos…Dios esta ahí, esperando ser activado en nosotros mismos. EL, siempre estará esperando…callemos nuestras mentes parlantes y dejémoslo fluir en nosotros.

Los maestros nos ayudan a encontrar el camino, pero solo nosotros podemos recorrerlo...

“No existe signo mas claro de locura que el de hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados distintos…” EINSTEIN.

"La práctica de la respiración que aprendemos en el yoga nos lleva a crear un espacio en el que la voluntad y la mente pueden fluir serenamente" MATAJI INDRA DEVI


Marcos....><((((º>



12 comentarios:

M. Jose dijo...

De acuerdo en todo, totalmente. Lo del yoga lo sé porque lo practico. Respirar es todo...
Gracias
besos
mj

Myr dijo...

Me encanto este post y estoy totalmente de acuerdo en todo!!!!
No practico especificamente Yoga, pero si otras practicas espirituales.

Dejarse fluir , es no juzgar....
es dejarse llevar por el ritmo del Universo. ES saber que mas alla de nosotros, hay una realidad Suprema.

Besos

Zamora dijo...

DEBERIA DE VOLVER A HACER YOGA, FUE DE LAS ESPERIENCIAS QUE MAS ME SIRVIERON PARA MI DESARROYO ESPIRITUAL.
SHANTI,SHANTI,SHANTI

J. Marcos B. dijo...

Gracias por vuestros amables comentarios...

Un abrazo a todos.

Shanti...

M

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

¿En dónde estás?: Aquí,
¿En que momento?: Ahora

Un Mago puede convertir el temor en alegría, la frustración en realización. Un Mago puede convertir lo temporal en Eterno. Un Mago puede llevarnos más allá de nuestras limitaciones hacia lo ilimitado.

La Magia sólo podrá retornar con el regreso de la Inocencia. La Esencia del Mago es la Transformación.

El Poder es una espada de doble filo. El poder del ego busca controlar y dominar. El Poder del Mago es el Poder del Amor. El asiento del Poder está en el Yo Interior. El ego nos persigue como una sombra oscura. Su poder intoxica y crea adicción, pero en últimas destruye. El choque eterno del poder termina en la Unidad.

“El Mayor Bien que puedes hacerle al Mundo es convertirte en Mago…”
DEEPAK CHOPRA.

María dijo...

Interesante tu post y muy acertadas tus palabras, y aunque yo no practico yoga ni ninguna práctica espiritual se que es importante dejarnos fluir por nosotros mismos, por nuestro interior, por nuestro subconsciente, que es la intuición, la que nos guía, yo procuro dejarme llevar, y se que es posible.

Mil gracias por visitar mi blog, espero que vuelvas por allí, tengo que decirte que tu blog me parece muy interesante.

Saludos.

Maria dijo...

Lo del coche es un estupendo argumento para reflexionar porque a veces cuidamos nuestro cuerpo bastante peor de lo que cuidamos nuestro coche ¿verdad?

J. Marcos B. dijo...

Es Verdad Maria...muchos cuidan mas su coche que su cuerpo...en fin...gracias por estar, es un placer verte por aquí.

Y muchas gracias a ti Maria "Pluma..." por tus amables palabras y a ti Juan por recordarnos a Chopra...interesantes comentarios.

UFAZ

M

MentesSueltas dijo...

Coincidimos en todo... fluir es posible, sin dudas.

Te abrazo.
MentesSueltas

el piano huérfano dijo...

si, si damos permiso , a nuestro ser, al alma, através de la yoga y la vida diaria darse permiso a sentir y fluir es posible

a veces cuesta darnos permiso

un beso

Goathemala dijo...

Muy interesante todo lo que escribes. Es curioso pero es habitual que escriba y escuche música de la naturaleza. Lo dela respiración es básico. Creo respirar de una manera horrorosa, debo mejorarlo.

Muchas gracias por tu visita a mi espacio de fotos llamado Frondosidad, también yo soy aprendiz de escritor, especialmente en el otro blog.

Un abrazo.

Lidia M. Domes dijo...

Si, fluir es posible, es sano y es lo mejor que podemos hacer...

O tal vez en el no-hacer y dedicarse un poco más a SER esté el secreto de la buena Vida...

Una Vida abundante y llena de plenitud.

Un abrazo!!!

Lidia