sábado, 3 de agosto de 2013

ESPEJO HUMEANTE...



Hacemos hervir el 'Agua' de nuestro cerebro bajo el 'Fuego' de nuestras incesantes preguntas, dudas y miedos pensando que sacaremos alguna respuesta nueva…  Si observamos bien, tras preguntarnos algo, tras un estrés, dudar o temer de forma repetida un tema, salimos agotados, perturbados, como si se hubiera evaporado casi toda nuestra energía, y a veces, hasta acabamos con dolor de cabeza. Beber mucha agua para recuperarnos de la ‘evaporación’, es vital si aún no sabemos mantener la paz en nuestra mente concreta.  
Todo este cansino proceso de buscar soluciones, puede ser evitado en gran parte si uno se da cuenta de que la mente en si, es vieja. Mente significa memoria, por lo tanto es pasado. La memoria no puede ser nueva, no puede dar lo desconocido. No está aquí ahora, solo acumula datos y experiencias, esa es su función. En el momento preciso que uno sabe, ya es pasado. Haz leído esta frase por ejemplo, y ya es pasado... La mente repite viejos patrones, ayuda si, pero no innova, solo mueve lo viejo y nos lo presenta con palabras nuevas o unas imágenes distintas.
Nada fresco, nada nuevo puede salir de ella…
Por lo tanto si en vez de mantener nuestras preocupaciones o preguntas de forma constante en nuestra mente, las soltáramos en el éter, en la nada, a Dios, en el mar, donde más nos guste…, apagaríamos dicho fuego, y las aguas volverían a estar tranquilas de nuevo, sin burbujas ni vapor... Solo es cuando el agua esta en Paz, que en su reflejo podemos ver todas las respuestas que tanto anhelamos.
Podemos intentar experimentarlo y observar como funciona ese tema del 'Agua Espejo', justo en el momento de dormirnos o de despertarnos por ejemplo. En esos momentos podemos ver con mucha más claridad, es más fácil. Preguntar algo desde ese estado de Paz, no perturba las aguas cristalinas en las cuales puede reflejarse nuestro Ser Superior para llevarnos y mostrarnos el camino, pero antes de llegar a eso, uno debe entrenarse a calmarse.
Para lograr calmar las aguas es fácil: hay que dejar de moverse, anclarse cómodamente, fundirse con la 'Tierra' y evitar entrar en los pensamientos concretos durante un tiempo, solo dejarlos pasar como una nube. Como de costumbre, uno puede centrar su atención en el 'Aire', la respiración es una clave, repetir un mantra, otra. Luego uno puede dormirse, o empezar a ver como una especie de sueño que tendrá relación con sus últimos pensamientos del momento, esos que tenía justo antes de soltar. Por esa razón es importante antes de meditar o ir a dormirnos, -aunque sea una siesta-, albergar pensamientos los más positivos y elevados posibles, o alguna pregunta a la cual nos gustaría tener respuesta, si, pero hecha sin estrés, más bien soltada en confianza total y con amor en la nada.

Cuando empezamos a Ver en el espejo, notamos como  podemos perder fácilmente la ‘Vista’ del reflejo simplemente al cambiar de postura. A veces al cambiar de posición cuando descansamos o meditamos, lado izquierdo a lado derecho si estamos tumbados, o simplemente moviéndonos un poco, se borra la imagen, y muchas veces salimos del sueño tan interesante y revelador en el que estábamos sumergidos y volvemos al cuerpo físico…  Es importante no moverse. Es un poco como en la trilogía de ‘The Matrix’, estamos en dos partes a la vez, en una donde uno no se mueve,  y la otra donde se vive experiencias nuevas y a veces muy potentes y reveladoras. A la larga y con un buen entrenamiento, uno puede estar despierto en su sueño y Ver cada vez mejor, y  mucho más allá de sus sueños más atrevidos…

Todas las respuestas están dentro de nuestro Ser, lo único que tenemos que hacer es calmar las aguas, dejar lo viejo donde esta, tranquilizarnos y confiar mucho más en el ahora para sumergirnos en el. Lo nuevo solo puede nacer de la Consciencia Unificada, no de la mente.

‘Ver’, no es imaginar, ni rebuscar en nuestra vetusta mente, es Calmar, es Soltar, Escuchar y dejar Ser, así es como uno puede Ver en su Espejo Humeante personal.

Feliz sueño despierto a tod@s!

Jean Marc Boyer.

7 comentarios:

Dani Dofinet dijo...

Excelente entrada y consejos Marcos. Hemos de intentar seguirlos con firmeza.

Un abrazen

J. Marcos B. dijo...

Gracias por estar hermano caminante :)

Un fuerte abrazen.

Marcos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Sí, en ese nivel de conciéncia... juntos lo lograremos.



Gracias.

J. Marcos B. dijo...

Gracias a vosotros Olga i Carles por vuestra amable visita. Juntos lo estamos haciendo.

Un fuerte abrazo.

Societat Teosòfica dijo...

Una entrada excelente Marc.

Os daré mi opinión de como veo yo actualmente a la humanidad:

El plano astral simbolizado por el agua es sin ninguna duda el plano donde se debate la mayoria de la humanidad. Esto és evidente,la consciencia humana está inmersa en las brumas y la desorientación.

Pero las brumas no las produce la consciencia astral por si sola, sinó que cuando esto ocurre es porqué el Fuego de la mente se ha introducido en las consciencias.
La mente es Fuego y simbólicamente, este fuego evapora el Agua del mundo de deseos y en esta evaporación, temporalmente, se produce el espejismo y las brumas que confunden el espíritu humano y le llevan a sufrir grandes crisis.

Esta etapa es la que está viviendo una gran mayoria de la humanidad.
Sin embargo,la Mente(el fuego) destila o sutiliza la vida astral
(el agua), elevando su vibración a niveles superiores de consciencia.

Para enaltecer la consciencia física son necesarios los sentimientos y las emociones. Para trascender la vida astral es necesaria la mente y para trascender la mente nos tenemos que elevar al plano del alma, a la consciencia egoica.
Un estado de consciencia inferior, siempre debe ser controlado desde el plano superior.

Me ha gustado mucho tu entrada Marc.

Un fuerte abrazo

Marta

J. Marcos B. dijo...

Siempre es un placer y un honor leer tus comentarios Marta. Quizá añada algo más a mi contestación más adelante; mi hija y mis nietos están aquí! y mi co-razón esta con ellos :)

Un fuerte abrazo!

J.Marc

Societat Teosòfica dijo...

Espero poder seguir leyendo la ampliación de tu inspirada entrada Marc.
Os deseo a ti y a tu família mucho Amor y Felicidad.

Un fuerte abrazo

Marta


pd.
(el traductor de mi otro bloc ya funciona con los comentarios)