domingo, 14 de julio de 2013

SOLTAR es CONFIAR...


Soltar es Confiar...

Confiar es por ejemplo como cuando nos tumbamos en la cama o nos sentamos, sabemos con absoluta seguridad que ahí estará el colchón o la silla para acogernos; o cuando caminamos, confiar es saber que ahí esta el suelo bien firme para apoyar nuestros pies. Muchas cosas se hacen en confianza, sin pensar...
es fluir con desapego.
 
Puede parecer tonto... pero sin embargo creo que es bastante importante profundizar en el significado de la palabra 'Soltar', y comprender bien a fondo su significado. Os diré lo que siento según mis experiencias.

A lo largo de mi vida y en varias ocasiones he observado que cuando Verdaderamente he Soltado algún deseo, sea el que sea, es justo cuando increíble y mágicamente venia hacia mi, justo cuando ya ni pensaba en él, solo confiaba, y he de reconocer que confiaba, pero inconscientemente en esas épocas. Pero consciente o inconscientemente funciona igual. Soltar es Confiar en que todo llega, porque siempre llega, y por esa razón hemos de tener mucho cuidado con nuestros deseos y sueños... Mi deseo de ahora es llegar a no desear nada, y poco a poco lo voy soltando, es un deseo complicado de gestionar en la mente concreta...
:)

Soltar, es Confiar amorosamente en que todo va ir siempre bien y que todo lo que ocurre que no nos parezca bien, fracaso y demás fallos, es por algo en lo cual debemos de esforzarnos en ver para aprender. Muchas veces lo que llamamos 'malo' viene de una mala elección, de una opción pensada y ejecutada desde la mente concreta y el ego, y no desde la Intuición, el sentí-pensamiento, ese que primero nace y se filtra en el corazón y luego sube a la mente. 
Finalmente, poco hay que hacer, solo escuchar y observar confiando...
Un fuerte abrazo a tod@s y feliz camino zen


Jean Marc Boyer

11 comentarios:

beatriz dijo...

Hermoso escrito Marcos...creo realmente que es así, sinembargo caminar por la vida soltando y estoy hablando de mi, es bastanta dificil,aunque no imposible,he logrado soltar muchas cosas,quizás las mas fáciles,por ahora,pero no desear nada me resulta una meta que aún no veo su llegada,por supuesto en eso estoy....cariños amigo y gracias por ayudarnos en este camino...Bea

J. Marcos B. dijo...

Hola Bea,

..un placer leerte por aquí! Queda claro que fácil, no es... y dejar los deseos, aun más. Pero como dices, si que es posible, todo llega al que de verdad se lo propone. Poco a poco estoy logrando cositas, pero sin agobiarme, ese tampoco es el plan :)

Un fuerte abrazo y gracias por estar.

Dani Dofinet dijo...

Mientras el alma, magnéticamente, se encuentre unida a algo, sea positivo o negativo, esa fuerza la encadenará a tener que volver a encarnar una vez tras otra. En el momento en que encuentra el justo equilibrio de neutralidad y esa fuerza magnética (deseo) deja de ejercer atracción sobre la misma, es cuando se libera de la atracción que ejercen los planos densos sobre ella. Es entonces cuando el ser humano alcanza la perfección (humana), subiendo un peldaño mas en la larga escala evolutiva de todo ser.

Gracias Marcos por el artículo y la estupenda reflexión.

Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Exacto Dani, así lo veo también. Aun me queda...pero bueno, ahí estamos :)

Un placer como de costumbre leerte por aquí también.

Un fuerte abrazo amigo!

Societat Teosòfica dijo...

Me parece una reflexión exelente Marcos.
Dejar de desear tiene sus etapas y grados de consciencia. Primero estamos aferrados a lo más personal, luego a nuestras creencias espirituales, más adelante al Maestro y finalmente cuando todavía somos humanos deseamos obtener la consciencia monádica.Todo son objetivos que siempre están más allá del momento presente.
Vivimos y nos desarrollamos en un universo donde el deseo personal constituye la expresión más inferior del Amor.
El objetivo que persigue nuestro Logos solar consiste en librarse del apego hacia sus creaciones para poder resplandecer de Amor, siendo por analogía lo mismo que perseguimos los seres humanos.
Nosotros en nuestra limitada personalidad estamos siguiendo los pasos del desapego personal hasta donde somos capaces de aplicar la voluntad.
Nunca deberíamos perder la
Confianza o(la Fe).
Si no fuera por este deseo de avanzar y ascender en el Camino que nos hemos propuesto,la vida no tendría sentido y los seres humanos nos desesperaríamos ante las pruebas que nos presenta la vida.

Como bien dices tu (hay que observar confiando) y yo añadiría... sin dormirse !

Un fuerte abrazo Marcos

Marta

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por tu comentario Marta y por siempre ayudarnos a ver algo más con tus palabras.

Un fuerte abrazo!

Marcos.

Maikeru Tenshi dijo...

Confiemos.... es inteligente.

Oz dijo...

Hola, estoy por aquí de nuevo, viendo actualizaciones. Excelente post, felicitaciones.
Un gran saludo desde:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

J. Marcos B. dijo...

SI MAIKERU, CONFIEMOS :) Gracias por tu presencia.

Un abrazo zen amigo.

J. Marcos B. dijo...

Hola OZ! Me alegra verte por aquí de nuevo amigo, gracias por tus palabras.

Un abrazen :)

liz de los santos dijo...

Gracias!