martes, 10 de agosto de 2010

ERES UN CARTEL... ?





MUCHOS SON UN CARTEL PUBLICITARIO...

Se deben reír mucho los dueños y diseñadores de las grandes marcas...ni hay que pagar para hacer publicidad, la hace los zombies.

Sin embargo podemos vestirnos bien, incluido con buenas marcas, pero discretamente bordadas, disimuladas, la calidad se ve, ya es bastante.

A veces comentamos estas cosas en el grupo de amig@s con quien comparto camino. Les digo que se ve lo que somos por dentro, -nuestro ánimo, educación, y muchas cosas más- ahí, de piel hacia fuera. Poca gente se da cuenta que se está exponiendo. Cada un@ hace lo que puede y siente, pero creo que es interesante no perder de vista este aspecto de nuestro Ser, el cuerpo.

Aquí en este blog, siempre se habla de lo sub-cutáneo, de espiritualidad, etc., pero hoy me apeteció salir y ver que tal allí por la piel. :)

Empezando por ella, la piel, desnuda, ya es un trabajo mantenerla bonita y limpia, sin contar con todo lo demás tipo uñas, dientes, cabellos, pelos, etc... Es un trabajo...bonito.

Así que no entiendo que después de tanto cuidar nuestra piel, hasta vestirla con su primera ropa, un buen perfume bien elegido -en caso de que no nos guste nuestro olor propio,- nos podamos vestir tan mal o con tan mal gusto y encima ser carteles publicitarios... También estoy pensando en los complementos, gafas, zapatos, cinturones, relojes, joyas, etc...

Que vanidad a veces... Entiendo que nos guste un buen reloj, una bonita joya, para las mujeres, pero no un montonazo de joyas, y porque no dos relojes, o dos bolsos de Vuitton ya que estamos? Entiendo que la vibración que te da llevar una buena ropa, un bonito reloj o lo que fuera, a veces ayuda cuando miras la hora mientras estas en el camino del despertar, pero un@ no puede contar solo con esto para tener un buen nivel de energía. Eso es robar energía a los demás... Me explico: si llevas una joya extraordinaria en un lugar donde la gente es más pobre que tu, eres una ordinaria porque creas envidia. Si vas de cartel publicitario con tu reloj de gran marca, no te extrañes provocar celos en las personas que aún no han comprendido ni qué significa la palabra "vanidad"... al igual que tú.

Un punto medio...zen, ni más ni menos mientras aprendemos el significado de la palabra "vanidad".

Un día un joyero amigo me dijo:

-vendo vanidad...


Namaste.



18 comentarios:

LOLI dijo...

Cuanta razón tienes ,en mi casa los unicos carteles que llevamos son los de la empresa donde trabajamos ;)

Ni a mis niños les ha dado por ser carteles,hasta Aaron tiene la misma opinión que tu.Las mismas palabras nos dijo no hace mucho"...si es que les hacen publicidad y encima les cobran por ello,seran ignorantes"

4B ZEN

Ricardo Marin dijo...

A mi en lo particulara me parece de un pesimo gusto el llevar marcas de una manera tan atroz.

Vesace debe de reirse en su tumba de ver como le hacen publicidad gratuita y ademas pagan un pastón por un trozo de algodón que lo venden a precio de oro.

De verdad que horterada, las mrcas y el marquismo denotan sobre todo el afan de la gente superficial de pertenecer a un status y diferenciarse de los demas cuando en realidad nuestra conciencia e inteklecto bien entendido es el que marca esa eneorme diferencia ente lo vanal y lo no vanal.

saludos

F. J. Zamora dijo...

Querido amigo mio, aqui donde vivimos nosotros la vanidad esta en el aire, arde en esta enorme hoguera. Opino que es mas hermoso mostrar una enorme sonrisa, saber dar una caria a tiempo, una cañita con un amigo, mostrar las fotos de los hijos a enseñar unrolex, un loewe o que se yo.
Pienso que los vanidosos no tienen otra cosa que mostrar y si lo tienen prifieren mostrar esta mascara.
UN abrazo amigo mio.
namaste

Primavera en Otoño dijo...

Los carteles tienen un costo y hay quienes lo pagan para "mostrarse" por fuera...
Se conjugan muchas cosas pero creo que mucho va en autoestima y apariencias.
No entro en el tema calidad de una marca brand porque lo caro siempre se paga pero el tema cartelones es una payasada costosa que tiene muchas máscaras e intereses creados...

Un abrazo, Otoño.

J. Marcos B. dijo...

Sabios niños tienes Loli... :)

Es una pena ver como ya en las escuelas se ven esas tonterías. Deberían prohibir dejar los niños ir con marcas y demás, y poner orden. El mundo esta loco, ya no hay ni disciplina en las escuelas y encima se quejan los padres de los malos resultados de sus hijos... son patéticos. Gracias por la visita! 4b zen

J. Marcos B. dijo...

Es verdad zamora! aquí es el colmo!! es a quien más. Pero bueno, ya irán comprendiendo...

Un abrazo zen amigo y gracias por pasarte.

J. Marcos B. dijo...

Gracias Ricardo, Un abrazo!


y otro para ti Otoño :)

Graciela dijo...

Soy mujer, y como tal, me gusta verme "bien", pulcra y bien vestida...pero no se nada de marcas, no me interesaron nunca, y nunca pude entender la importancia de las cosas superfluas. En ropa, basta con que algo me agrade y lo sienta cómodo. Me importa estar bien física y espiritualmente. La buena alimentación "física y espiritual" y la gimnasia ( o deporte) creo que son primordiales para una buena salud y vida plena.
Buen post!
Un abrazo ;)

Claudia A. Ingénito dijo...

Hola Marcos:

Que buena entrada!
Soy una persona sumamente sobria y austera a la hora de comprar. Y cuando puedo acceder a más sigo siendo austera porque invierto en salud, conocimiento, plantas... y en todo lo que me permita sentirme mucho más plena y beneficiando, también, a los que me rodean.
Como mujer, me gusta sentirme bien con aquello que llevo puesto e irradiar bienestar y luz propia; pero también sé lo que genera el hecho de mostrarse exageradamente y a viva vos a través -no solo de la vestimenta- sino también del ostentamiento en general. He trabajado mucho en el tema discapacidad y en círculos de muy bajos recursos donde las carencias desde todo nivel estan al orden del día. Así que aprendí lo que es la sobriedad y la elegancia irradiada desde la sencillez de la austeridad.
Se puede ser pulcro-prolijo y se puede estar muy bien vestido y con buen gusto desde la elegancia de lo simple.
Considero que la opulencia, las apariencias, el ostentamiento... es una forma de manifestarse y de expresarse hacia el mundo externo, de aquellas personas en las que abunda un componente RAJAS de su dosha. Seguramente creen obtener algún beneficio personal al mostrarse de esa determinada manera. De todas formas, es un "tapar algo" que no se quiere ver o que no queremos que otros vean; además de lo que generamos en el otro, provocando reacciones que no aportan vibraciones saludables y positivas.
Será cuestión de trabajar sobre nuestros aspectos internos un poquito más, más que para el afuera. Solo que esto requiere de un fuerte compromiso con nosotros mismos... y eso está en cada uno de nosotros.

P.D: ¿Qué sucedería si a cambio de publicidades de marcas se publicitara el amor auténtico, la solidaridad, el respeto por las diferencias y la aceptación de lo diverso, la tolerancia, el conocimiento, la toma de conciencia, las buenas actitudes, etc., etc., etc.?
Me pregunto qué sucedería.

Un luminoso abrazo a tí y a los tuyos.
NAMASTE.-

Sina dijo...

Si que tienes razón, en que hay quien parece el cartel de una feria.
Pero vamos a ver, si alguien está vacio por dentro que va a mostrar si no son las marcas de su ropa?
Todo es un proceso ...
A los hijos hay que educarles y en esa educación está el desmitificar las cosas, darles un contenido y enseñarles a saber valorar.
Pero, eso no se enseña en las escuelas.
Hay muchos padres y madres que quieran educar a sus hijos? Darles valores, darles una ética?
Francamente, yo he encontrado pocos. Quizá porque antes de ser padres, hemos de saber ser personas, sino difícil poder enseñar a otros.
Muy interesante el post, gracias.
Un dulce abrazo.

Anónimo dijo...

Cuando mezclamos el mundo físico con el mundo mental. Y atribuimos características de elementos de uno a elementos del otro, terminamos confundiéndolo todo. Y eso es lo que ocurre al pensar que cualidades de nuestros objetos cotidianos (mundo físico) pasan a formar parte de nuestro mundo interior (mental).
Si mi coche es maravilloso, yo soy maravilloso también, etc. Lo externo sólo no basta y se
convierte en pura máscara engañosa quizá para el que se la pone.
Nuestra sabiduría popular, nuestro refranero, ya se ocupó de estos asuntos y haciendo referencia a la indumentaria tenemos dos ejemplos muy gráficos:

-El hábito no hace al monje
-Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.



Un abrazo


Paco

J. Marcos B. dijo...

Si Paco, la mona que mona por ser mona; pero y si la monja se vistiera de puta, puta parecería...?

Anónimo dijo...

Hola Marcos,

Los significados de los refranes anteriores serían:

El hábito no hace al monje: quiere decir que el hecho de vestirte de monje, no te convierte en monje. Ni vestirte de torero te convierte en torero etc.
En un sentido más amplio significa que el exterior no hace ser a las personas eso que aparentan. Aplicado a tu post
seria que podemos usar ropa de marca para parecer más importantes, pero eso no nos hace más importantes.


Aunque la mona se vista de seda mona se queda :señala que no sirve de nada encubrir los defectos físicos o los vicios porque, tarde o temprano,
se descubrirán y entonces el ridículo será mayor. Hace referencia tanto al aspecto físico como
al moral o al deseo de aparentar lo que no se es.


Un abrazo



Paco

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Si Paco, la mona que mona por ser mona; pero y si la monja se vistiera de puta, puta parecería...?

Samu, te veo muy agresivo... easy man, y a propósito, estoy de acuerdo totalmente con lo que expone aquí el amigo Paco.

No obstante te recuerdo que muchos, por no decir todos y todas... muchas veces y seguimos siendo borregos de las marcas... por qué?? , lo justificamos cuando decimos que buscamos calidad... y en parte es verdad, yo por ejemplo aún tengo Lacoste que tienen ya aproximadamente 12 años... y eso se llama calidad, ahora lo de ponerse esos diseños carteles y ridículos... eso si que es falta de personalidad, de borreguismo total... Mantente zen y fresco man.

Un abrazo Cósmico.

roxana dijo...

SE VENDEN TANTAS COSAS Y TANTAS PERSONAS, Y REALMENTE LA VANIDAD ESTÁ AHI PRESENTE SIEMPRE. UN POCO ES NECESARIA, PERO COMO BIEN DICES HAY PERSONAS QUE PARECEN NEGOCIOS AMBULANTES!
HAY UNA PELICULA DE ALPACINO CREO QUE SE LLAMA EL ABOGADO DEL DIABLO Y HABLA JUSTAMENTE DE LA VANIDAD!!!!!!!!!!!!!!!!! SINO LA VISTE, TE LA RECOMIENDO! UN ABRAZO

Chencho dijo...

Identificarse con una marca hasta el punto de llevar pegado un cartel publicitario es muy típico en la sociedad en que vivimos. ¿Quien soy?, ¿qué soy?
Algunos buscan en lugares equivocados y otros incitan a buscar en los sitios donde el dinero florece.
Todo es más sencillo, la tela más humilde y desconocida puede ser la más bella, todo depende los ojos que la miren.
Muy acertada tu reflexión, y es verdad que nuestra superficie exterior es el reflejo de lo que llevamos dentro.
Un abrazo y mucha paz.

J. Marcos B. dijo...

Queda claro que la buena calidad dura J.Alberto..., de hecho cuando compro, compro calidad y muchas veces es de marca, y eso no es ser un borrego según mi entender.

Aquí no se trata de esto, se trata de "ser carteles" tal como se ve en las fotos, y no de comprarse un polo de Lacoste o de quien sea, que por cierto, duran y duran... estoy totalmente de acuerdo. Lo de la monja :), es una metáfora al igual que lo del monje, pero al revés. Quiza parezca más loca, y la es porque estoy loco como bien sabes :), pero asi surgió y cada uno entiende lo que quiere entender, si tu la ves agresiva, pues bien :)

Solo fue una idea para atraer la conversación sobre al hecho de que si la monja hiciera esto, cosa poco probable..., lo tendría difícil para hacer ver quien es en el fondo, -monja- y demostrar que la forma de vestir dice mucho de uno mismo y que, al final AYUDA sabernos vestir de forma adecuada, sin más, es decir: ser un@ mismo y no intentar aparentar lo que no somos... Pero no fue así, la conversación se fue a otro lugar, y da igual...:)

Todo está bien bajo el cielo, y como sabes, todo es por algo.

Un abrazo zen.

J. Marcos B. dijo...

Paco! gracias. Un abrazo zen.