domingo, 15 de febrero de 2009

SER ECUÁNIME...ayuda bastante...


EXTRACTO RESUMIDO DE un buen artículo escrito por Carmen Viejo en Psicología Practica, creo que vale la pena leerlo con suma atención, esta bastante claro…


…EDUARDO PUNSET, divulgador científico y responsable del programa “Redes” en televisión española, hace esta reflexión:


“Nuestra constitución genética -las instrucciones conductuales que llevamos en el núcleo de cada una de nuestras células- se encarga de que nos comportemos de una manera o de otra. Que seamos optimistas o pesimistas. Agresivos o benevolente. Lúdicos o indiferentes. Vagos o trabajadores. Curiosos o indiferentes. Empáticos o desconsiderados. Con un matiz, claro; dependiendo del entorno que nos haya tocado vivir, los genes responsables, por ejemplo, de la depresión, pueden no expresarse”.


Así nuestra vida se presenta como la suma de las consecuencias de nuestras acciones presentes y pasadas, la influencia genética y el karma planetario del que todos participamos. Es nuestra misión en la vida desarrollar nuestras potencialidades para manejar con maestría todas estas contingencias. Ante esta visión, cuestionarse, “¿Por qué me pasa a mi esto?” puede tener muchas explicaciones de difícil esclarecimiento, sin embargo la cuestión parece ser “¿Cómo MANEJO ESTO?”…


Hay una enseñanza antigua de origen oriental que nos habla de la ecuanimidad: la capacidad de tomar con equilibrio y distancia lo que va aconteciendo. Dicen de un hombre sabio que ante los sucesos que le iba trayendo la vida, unos al parecer afortunados y otros en apariencia desafortunados, él los aceptaba diciendo: “Mala suerte, buena suerte……¿quién sabe?” Podríamos emular su actitud. Ante los acontecimientos que nos toca vivir, antes de reaccionar pensemos como el hombre ecuánime: eso que al principio nos puede parecer desafortunado, puede ser la puerta a nuestra futura fortuna, y viceversa…


7 comentarios:

roxana dijo...

de acuerdo contigo en las cosas del vivir, pero hay injusticias que no tienen ni ecuanimidad ni perdon.
no son sustentables con este modo de pensar, por ejemplo las muertes en las guerras o las victimas de locos que matan y ......
un abrazo
roxana

J. Marcos B. dijo...

Hola R...aquí se trata de personas normales, equilibradas. Algunos nacen, como lo explica el articulo, con genes torcidos quizas,...x,y,z,c,v,b el que sea..., y si encima su entorno es una mierda,con unos padres atrasados y obtusos que beben y se pegan... que le podemos hacer...! ¿poner un psicólogo detrás de cada niño? no es tarea fácil visto que aun hoy en día, personas que parecen "normales" piensan que ir a un psicólogo esta reservado a los locos...A este mundo le falta aun MUCHO Roxana, pero eso ya lo sabemos...aquí estamos, tu, aquel, y yo...intentando ayudar sencillamente, lo mejor que podemos y sabemos, aquí en nuestros blogs, y yo en mi entorno cercano también, mi mujer apadrino un niño y, que mas puedo hacer...? busco..., pero no es fácil. Mientras doy todo lo que puedo aquí-ahora con la ayuda de Dios en mis blogs y al que le sirva bien, sino bien también...

Ojala un delincuente llegue a cuestionarse y leer tu blog o el de aquel otro amigo, quizás nuestra labor no sea tan en vano amiga. Te mando un fuerte abrazo y gracias por siempre estar por aquí y por tu bonito trabajo en tu blog.

M

jose maria dijo...

Marcos, estoy de acuerdo contigo y creo que el blog de Eduard Punset no tiene ningún desperdicio.
Respecto a como educamos a los niños, para mí hay tres palabras claves: CARIÑO, EJEMPLO Y RESPETO.
Reconozco que lo que me cuesta más es lo del ejemplo, pero les tengo dicho que me llamen la atención cuando no cumplo lo que digo. Estoy muy orgulloso de mis hijos, por eso siempre me refiero a ellos como "mis pequeños maestros".
FAZEN

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

J. Marcos B. dijo...

haces bien en reconocerles como maestros, porque lo son.

Un abrazo José M

Teresa dijo...

Hace tiempo que considero esa ecuanimidad ante los acontecimientos que van sucediendo en mi vida y he comprobado que es cierto, cuando me sucedió algo que parecía malo, comprobé después que me trajo un bien, y del mismo modo me ha sucedido a la inversa.

Zamora dijo...

si se nos cierra una puerta otras se abriran..solo hay que pasar
Un abrazo amigo G...

roxana dijo...

gracias por responderme, si lo que decis lo comparto. Desgracia cuando te atravesas un loco o enfermo asi!
La sociedad tambien lleva a esta pudridumbre, no solo los genes como decis. Bueno... que mas decir de esto tal vez muchoooo tal vez simplemente que aca estamos, aprendemos, experimentamos, nos asombramos, etc. etc. etc.
un abrazo
Roxana