sábado, 20 de marzo de 2010

VERNOS...


Deberíamos grabarnos a lo largo de un día para vernos...

VERÍAMOS por fin que al final el culpable de todo lo que ocurre en nuestras vidas, solo es uno mismo que lo crea.

Buen fin de semana amig@s!

Namasté. Marcos.

11 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

y claro, si tod@s estaríamos enfocando, educando de una manera distinta a la de la queja habitual, todo seria diferente. Añado esto porque algunos pueden pensar muy justamente que a veces ocurren cosas ajenas a nuestra voluntad. Si pero, si todo el mundo enfocara hacia la Paz por ejemplo, dudo que allá guerra. Pero bueno, solo es una idea.

Buenas noches amig@s.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo; hasta del mal que puedan hacernos otras personas tenemos la "culpa", porque lo permitimos.

Un a brazo, Marcos.

patricia dijo...

Marcos, es verdad, grabarse a sí mismo es una excelente manera de observar cuánto tenemos para cambiar y corregir. realmente funciona!!!
por otra parte, no podemos esperar que haya un cambio allí afuera si no comenzamos el cambio desde nuestro interior.
que tengas un excelente fin de semana.
besos.

Aldous Lape dijo...

esa foto de esa obra es genial !

la tengo en mi blog

un abrazo

Maria de los Angeles dijo...

Perfecta reflexión y la foto muy acorde!
Un beso y buen fin de semana!

Ricardo Marin dijo...

Es cierto, pero mas que habalar de culpa (palabra que no me gusta) hablaría de responsabilidad, no todo pues desde mi particulara punt de vista siempre existen sucesos aleatorios que se escapan de nuestro control, pero es cierto la responabilida de lo que nos pasa en nuestra.
Saludos

J. Marcos B. dijo...

Prefiero hablar de culpa, porque a la gente en general, le encanta echar la "culpa" a los demás, y usan esa palabra. Pero estoy totalmente de acuerdo contigo Ricardo, es Responsabilidad.

Saludo! y gracias por tus palabras.

Fazen amigo.

Merche dijo...

Podriamos empezar por intentar vigilarnos a nosotros mismos en lugar de vigilar tanto a los demás.
Vigilar nuestras acciones
Vigilar nuestros pensamientos
Vigilar esos deseos que se apoderan de nosotros
Vigilar cada gesto
Vigilar cada palabra
Vigilar nuestro comportamiento hacia los de demás
Ser concientes de nosotros mismos y Vigilarnos en todo...
Quizás asi nos dariamos cuenta que cuando nos han ocurrido en alguna ocasión algunas cosas y hemos culpado a alguién por ellas, simplemente eramos nosotros mismos los Responsables, en realidad de ellas, fuimos nosotros quién las creó.

Un beso lleno de Voluntad.

FRANCISCO dijo...

Hola Marcos,

No está mal que nos recuerdes (una vez más) que todo, desde los colores de un paisaje, el olor de una comida, el sabor de un beso, el tacto de una piel. Está en nuestro interior,

primero en nuestro cerebro y luego inundando todo nuestro "Ser" . Inundando nuestro cuerpo físico-mental. Que cuando nos relacionamos con los demás, la forma en que lo hagamos

tiene una repercusión directa no sólo en la relación, sino en nosotros mismos. Que si es desde el respeto,desde la aceptación del otro, es decir desde el amor. Esa

"inundación" será una bendición que nos llenará de felicidad. Pero que si es desde el poder, desde el dominio, desde la agresión. Esa "inundación" ahogará la relación

y también nuestra propia vida. Nuestra vida se envenena cuando se desvía del amor.

Y todo esto lo elegimos nosotros mismo (queramos o no, aceptarlo). Todo esto lo podemos cambiar muy fácilmente cambiando nuestra forma de pensar, que es nuestra forma de

ver el mundo. Nuestra mente cambia cuando aprendemos cosas nuevas, es muy importante por tanto, cuidar lo que entra en nuestra mente. Hemos de tener una mente abierta que nos

permita aprender. Pero no tan abierta que se nos caiga el cerebro, Es decir, aprendamos reteniendo lo aprendido y llevándolo a la práctica. Estará muy bien esa foto, siempre que además

de ver lo guapos y bien peinados que estamos, seamos capaces de ver también nuestro cerebro. Para humildemente aceptar lo lejos que estamos de nosotros mismos y cambiar el

rumbo.

Un abrazo


Paco

Chencho dijo...

Hay que tener coraje para vernos desnudos física y espiritualmente, tal como somos. Es la gran experiencia de la vida, ser auténticos, somos lo que somos, sin trampa ni cartón.
Un abrazo.

J. Marcos B. dijo...

jeje...me encanto tu comentario Paco, "Hemos de tener una mente abierta que nos permita aprender. Pero no tan abierta que se nos caiga el cerebro,---" hay amigo, me río y me gusta reírme como bien sabes.

Muy buen análisis man! lo de la inundación me gusta mucho, ya hablamos... mientras cuídate mucho que tu padre te necesita fuerte, va a "flipar" contigo amigo...se que no te conoce, ni tu a el, por eso, DISFRUTA CADA INSTANTE!! :)

FAZEN, Namasté, Marcos.