viernes, 12 de diciembre de 2008

RUMBO HACIA LA LUZ...

¿Existirán Genes Emocionales...?

TODOS NACEMOS CON algo especial, una forma de ser, una sabiduría innata, única, nacemos con algo que nos viene de tiempos muy remotos, involucrado en nuestros genes. Como bien sabemos, la genética es el estudio de la herencia, el proceso en el cual un padre y una madre les pasan ciertos genes a sus hijos. La apariencia de una persona, estatura, color del cabello, de piel y de los ojos, está determinada por los genes. Otras características, como capacidades mentales, talentos naturales, al igual que la susceptibilidad a desarrollar ciertas enfermedades, o dotes, también son afectadas por la herencia.

Todos tenemos grabado cosas ahí dentro en lo mas profundo de nuestro ser, no sabemos muy bien aun que hay en nuestra intimidad mas profunda, la ciencia descubre cada día cosas nuevas, es tan vasto... Los genes por ejemplo, existen los físicos bien conocidos, los que comentamos siempre, es genético si soy gordo… es genético si tengo cáncer, es normal decimos, en mi familia siempre hubo cáncer o son gordos…etc…

Pero siento que hay otro componente, ahí en lo más hondo de mí ser…

Es obvio que trasladamos de nosotros mismos a nuestros hijos nuestro patrimonio genético cruzado con el de nuestra pareja tal como lo hemos recibido de nuestros padres. Ahora bien, se me ocurrió que no solo trasladamos genes físicos, sino también emocionales. Es decir que transmitimos a nuestros hijos lo que sintieron todos nuestros antes pasados, y eso desde el inicio de la creación… A veces nos sorprendemos de ver que estamos reproduciendo el esquema de algún de nuestros antepasados o de sentir intuitivamente que hacer en caso de peligro u otras situaciones fuertes a la cual nunca antes habíamos estado expuesto. En ese caso decimos de esa persona que es dotada, tiene suerte o mala suerte, según…

Partiendo de esa base podemos empezar a imaginar que todo esta grabado en nosotros, felicidades, miedos, dotes, fuerzas y flaquezas etc…y todo desde tiempos muy remotos…solo es una idea...

Simplemente haría falta recordarnos, pero no solo de las flaquezas o miedos que siempre tienen tendencia aparecer primero en nuestros pensamientos, sino las demás, las positivas que nos pueden currar y ayudar en solucionar o hacer lo que nos propongamos, buscar lo Bueno en nosotros en resumidas cuentas. Unos dirán que es obviamente imposible recordar lo que no nos hemos metido en memoria experimentando y aprendiendo en esta vida, quiero decir, la vida que estamos disfrutando ahora... También pensaba esto antes, pero existen situaciones sorprendentes que demuestran todo lo contrario. Por ejemplo bajo hipnosis se ha demostrado que hay personas que se ponen a hablar en otro idioma totalmente desconocido en su realidad diaria, o se ponen a tocar un instrumento musical que nunca habían tocado antes y, muchas cosas más. También esa mujer que ve a su hijo atropellado bajo las ruedas de una camioneta y, sin dudarlo, va y la levanta para sacar a su hijo de debajo la rueda… No sabemos bien aun de donde nos vienen esas fuerzas o sabiduría innata... Quizás estén ahí durmiendo en los genes que nos transmitio la vida desde tiempos ancestrales y se van actualizando, mejorando poco a poco cuando damos la vida.

Las fuerzas del mal, enfermedades, bajones emocionales, miedos que surgen en nosotros, salen igual que las demás fuerzas del bien. Lo que ocurre es que muchas veces hacemos mas caso a las del lado equivocado... Nos centramos inconscientemente en dejar perpetuar el mal en nosotros mismos, lo dejamos propagarse en nuestro ser…ni siquiera le buscamos una solución, al contrario, lo justificamos diciendo: es normal, en mi familia siempre hubo enfermedades de tal o tal tipo… Por simple ignorancia y falta de confianza en uno mismo, preferimos ir por ahí a llorar nuestras penas con los demás...quejarnos de todo tipo de dolencias y demás fracasos. Nos gusta pensar mas y mas en lo que no va; nos encanta…y el cerebro, como buena maquina disciplinada, nos da mas de lo que pensamos, el, es muy obediente, atrae todo en lo cual focalizamos.

Me recordó las ideas bien encaminadas del Budismo, Hinduismo, Cristianismo. La meditación nos ayuda mucho en viajar al centro de nosotros, lejos de la superficie donde las olas del presente moldean nuestras vidas y, desde allí, podemos cambiarlo todo.

Todo viene de adentro, somos imanes y podemos modificar, reprogramar su polaridad observando los pensamientos que están ahí y, corregirlos, tirar a la basura lo malo para dejar un espacio limpio, cristalino y, desde ese estado de paz, por fin focalizar en lo que de verdad necesitamos, deseamos y, no dejarnos llevar “tonta-mente” por el poderoso miedo u otras flaquezas. Recordemos siempre que, no somos la mente… Podemos cambiar nuestro cuerpo, adelgazarlo, engordarlo, currarlo, enfermarlo, animarlo, desanimarlo, etc... todo es posible si creemos y confiamos en nosotros mismos básicamente, soltando todo, limpiando, confiando... Todo esta en nosotros desde hace mucho tiempo ya, ahí muy cerca, a la espera de un despertar y de ser utilizado para nuestro bienestar…pero quizás no este en los genes...esto era solo una idea, no sabemos gran cosa aun...pero algo siento: vamos rumbo hacia la Luz.

Todo este escrito es una simple idea que surgió en mí... pero me gusta exponer aquí mis ocurrencias para recordarlas primero y mejorarlas luego gracias al intercambio con todos vosotros. Gracias por leer, abrazos zen.

Marcos....><((((º>


"Una persona comienza a vivir, cuando puede vivir fuera de sí mismo". Albert Einstein.

7 comentarios:

M. Jose dijo...

Gracias por tu visita, yo también te visitaré si no te importa. Te llevo enlazado. Mucho de lo que tienes aquí me interesa de una forma especial.
Un abrazo
mj

J. Marcos B. dijo...

Muchas gracias por tu visita, muy bienvenida. Seguimos conectados.

un abrazo.

M

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Estoy de acuerdo: no sabemos gran cosa aun...pero algo siento: vamos rumbo hacia la Luz.
Gracias Sai por iluminar el Reef como un gran Faro, un faz.

Paco Bailac dijo...

Ignoro si existen genes emocionales aunque no cabe duda que hay genes que condicionan las emociones.

pacobailacoach.blogspot.com

Andrea dijo...

gracias por pasarte por mi blog, este tb me ha gustado mucho, pasare a menudo!!

1 besooo

Silvia dijo...

Hola Marcos, he sentido al leer "el poderoso miedo" que le damos fuerza y poder al miedo al calificarlo así. Es increible la influencia de la palabra. Otra cosita, una duda sobre la cita de Einstein: ¿significa que cuando puedo vivir fuera de mí, es que todo mi ser está en armonía? Un abrazen Marcos.

J. Marcos B. dijo...

Hola Silvia :)

Es un honor para mi que leas mis antiguos escritos locos :), muchas gracias por eso.

La cita de Albert Einstein, "Una persona comienza a vivir, cuando puede vivir fuera de sí mismo" significa como bien dices eso: estar en armonía, saber estar y mantenerse en el Aquí-Ahora feliz, aceptando lo que hay desde esa paz que -al fin- hemos alcanzado. Es no estar preso de nuestra mente concreta, esa que siempre habla y lo quiere justificar todo. Y más bien estar por encima de ella al mando y en todo caso si hay pensamientos, solo observando.

En cuanto al miedo y a las palabras negativas, estoy haciendo un escrito desde el enfoque Teosófico que publicaré pronto :)

Un fuerte abrazen Marcos.