sábado, 15 de octubre de 2011

SOLTAR...

Cuando sueltas tus problemas en la nada, todo se pone en marcha para ofrecerte la Solución.

Mientras uno rumia sus problemas, se agarra al lastre, no puede elevarse. Solo se mantiene dentro del problema y lo agranda..

No conozco mejor forma para seguir caminando ligero y en paz que la de entregar los pesados -y al parecer insolubles- problemas a Dios, a la nada, a lo que uno sentipiensa o cree mejor, el nombre que le damos a esa magia, es lo de menos. Solo 'Dios' es capaz de desenredar todos esos nudos sentí-mentales que tonta-mente nos hacemos. Es un error pensar que pensando se resolverán..

Resumiendo: más soltamos, más lo que llamamos 'Dios' puede intervenir para ayudarnos y liberarnos de nuestros problemas dándonos ideas vía intuición. En uno mismo están todas las mejores respuestas y no allí fuera en la boca de alguien ni en ningún libro. Los libros, al igual que los buenos maestros, nos ayudan a descubrir donde tenemos que dirigirnos y confiar siempre: uno mismo. 
Buen fin de semana -M-
 

5 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Hola, Marcos: muy buena entrada. Soltar y confiar... O, como dice Zeland, vivir alquilados, sin aferrarse a nada, aunque cuidándolo todo. Así, las cosas se resuelven casi sin nuestra intervención.

Un abrazo.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Y gracias, porque me has inspirado para escribir esta entrada:

http://silencioactivo.blogspot.com/2011/10/vivir-de-alquiler.html

J. Marcos B. dijo...

Es un honor y un placer que te haya gustado Concha :), muchas gracias por estar y todo lo que aportas. Vi tu entrada, muy buena y me gusta el libro de Vadim Zeland.. Un abrazo.

Fer dijo...

Me recuerdas mucho a una oración que tengo sobre mi mesita de luz y se ha convertido en mi oración de la noche y de cabecera. Es de Charles De Foucault,padre del desierto, y reza:
"Padre, me pongo en tus manos,
Haz de mí lo que quieras,
Sea lo que sea,
Por eso te doy las gracias..."
Es muy bella.
Gracias por seguir ayudándome a poner en manos de Dios lo pesado de mi carga para que Él la aligere. Cuesta mucho hacer carne esta forma de vivir las vicisitides de la vida.Intento tomarlas como oportunidades para crecer y aprender más que como escollos u obstáculos.
Saludos desde Argentina!

arianna dijo...

Necesitaba de esta reflexión
En uno mismo están todas las mejores respuestas y no allí fuera en la boca de alguien ni en ningún libro....

Gracias por estos granitos de arena que hacen vislumbrar otra etapa a nivel interno, diferente y maravillosa
Recibe un cordial saludo