domingo, 2 de octubre de 2011

No tienes que hacer nada para evolucionar...

Os dejo este texto de Bianca Atwell por si alguien aún no lo ha leído en facebook. Me parece muy acertado. Os deseo tener la paciencia para leerlo con atención hasta el final. 

 

Hasta pronto amig@s, un abrazo zen :)



No tienes que hacer nada para evolucionar.

de Bianca Atwell, el miércoles, 21 de septiembre de 2011, 20:57

Pese a que mis actividades son artísticas y de divulgación científica, mucha gente me liga al mundo espiritual, aunque yo no entiendo muy bien qué es eso de "espiritual". Es cierto. Para mí, todas las experiencias extrasensoriales, la presencia de seres de otras dimensiones y los fenómenos considerados paranormales, son todas manifestaciones de la naturaleza.

No creo en Dios, aborrezco las religiones, porque siempre han sido utilizadas para el control social, e intento mantenerme fuera de las influencias de ellas, las que siempre han creado división entre los humanos, guerras, y lo peor de todo: nos han alejado de la naturaleza, de nuestros poderes naturales.

Mucha gente escribe cosas, da cursos y escribe millones de libros sobre "evolución espiritual", y del mismo modo, mucha otra gente hace esfuerzos tremendos por "evolucionar", "despertar", "llegar a la iluminación".

Hasta pagan para hacer un curso para "elevar la frecuencia para acompañar a la Tierra en su evolución".

Creo que falta un poco de sentido común en este tremendo esfuerzo, y también falta aceptación de la vida cotidiana, de lo que uno es, que ya vale y es maravilloso. La superación real viene por instinto, o no viene.

En cuanto a la evolución y lo que yo entiendo de ella, los seres vivos evolucionamos sí o sí cuando toca. No hay forma de quedarse atrás, porque lo que nos empuja a evolucionar es la naturaleza misma, las fuerzas del cosmos a las que estamos TOTALMENTE RENDIDOS  y SOMETIDOS, porque esas fuerzas tienen el verdadero poder sobre la vida humana y la de todo ser viviente.

Cada uno tiene una misión en esta vida, porque cada ser vivo la tiene, no existe ningún organismo que no cumpla su misión en el entramado de lo vivo. Nada puede impedir que cumpla su misión, porque esta va más allá de la voluntad, las verdaderas fuerzas naturales que nos gobiernan, son mucho más poderosas que la voluntad o el raciocinio humanos.
 El ser humano no tiene la capacidad para comprender cómo funcionan estos poderes, y lamentablemente muchos se hacen con la voz, como si tuviesen alguna idea.

La inteligencia universal es imposible de entender, porque nuestro cerebro está limitado a una percepción de la realidad muy acotada. La naturaleza es económica y sólo nos deja percibir lo que es indispensable para nuestra supervivencia, lo que no, no nos es mostrado porque sería un gasto tremendo de energía. La naturaleza no diseña nada de más, ni nada de menos y su propósito es que vivamos, que nos reproduzcamos y que evolucionemos.

Vivir, reproducirse y evolucionar, son tres acciones controladas por la inteligencia subyacente. Estas tres cosas están garantizadas y controladas por procesos inconscientes e instintivos.

El deseo de vivir no pertenece a la persona, sino a la inteligencia de la naturaleza que le empuja a la vida. Se llama neguentropía.  El deseo de reproducirse tiene el mismo origen y es controlado por los instintos. Muchas veces elegimos la pareja compatible genéticamente por el olor que desprende su piel, sin darnos cuenta siquiera de ello.

Finalmente la misión de evolucionar, no tiene nada que ver con hacer cursillos de "iluminación" o pasarse la vida pidiendo perdón "por nuestros pecados". El Ser vivo siempre evoluciona, porque sigue el ritmo evolutivo del planeta Tierra, que es un superorganismo del cual somos simbiontes.

La Tierra controla nuestros ritmos vitales, nuestros ritmos circadianos, la expresión de nuestro ADN y por lo tanto nuestra evolución. Estamos sincronizados a ella las 24 horas y toda la vida, y no somos conscientes de ello.

Más allá de la misión que algunos confunden con la "profesión", los humanos somos mamíferos de manada y tenemos una misión como depredadores, del mismo modo que los leones o los tiburones.

Nuestros cuerpos evolucionan con la Tierra, siguiendo sus ritmos, siguiendo las frecuencias de la resonancia Schumann, una cavidad de vibración en la que vivimos y que condiciona nuestras vidas hagamos lo que hagamos.


Si tú intentas "elevar tu vibración" de modo artificial, puede que estés desfasándote del ritmo que impone y necesita la Tierra.

Conozco personas que se someten a verdaderas torturas físicas y psíquicas con tal de alcanzar paraísos, con tal de "cambiar" o "crecer" como les prometen.
Conozco personas que hacen dietas, ignorando que el cuerpo cuando se pone a dieta interpreta que faltará comida y por lo tanto absorbe más grasas que nunca, y las acumula. La única forma efectiva de adelgazar es comer un poco a cada rato, para que el cuerpo entienda que la comida sobra, y por lo tanto no acumule ni absorba grasas de más.
Porque el cuerpo va a su bola, independientemente de nuestra voluntad, porque es un ser formado por millones de otros seres (bacterias y virus) cada uno con su propio ADN y que no están todo el tiempo entendiendo lo que nosotros queremos, se auto-regula y tiene su propia vida, independiente del alma que le habita.

En todo caso, el gran ejercicio de "elevación espiritual" que podemos hacer, es dedicarnos al auto-conocimiento, porque en vez de estar con la ATENCION puesta en gurúes y maestros que cobran la sesión "a voluntad", tenemos que entender que EL MAESTRO de uno está EN UNO MISMO.

Conocerte, conocerte a tí mismo, es la única forma de encontrar el poder. Son muchos los poderes que te otorga la naturaleza y muchas las ideologías que intentan esconderlos, someterlos y apartar tu ATENCION de ellos para que no los descubras. Pero...¿Dónde estás mirando? ¿En qué estás trabajando?

Existen los maestros, pero no están ni en la tele, ni en las conferencias ni en los medios de comunicación.

No escriben libros, ni se sacan fotos, ni están en el candelero de la fama y la popularidad.

No tienen consultorios, ni templos, ni forman grupos.

Los verdaderos MAESTROS jamás te darán un consejo...

Los MAESTROS son aquellas personas que te hacen volver a tí. Que te despiertan cuando no estás con la ATENCION en tí mismo, son los que te inducen al auto-conocimiento.

Esos MAESTROS pueden estar aleatoriamente en cualquier lado. En la boletería del metro, barriendo la calle, formando parte de tu familia...

El ser humano es de manada. Y lo es porque todas las especies de mamíferos son animales de manada que siguen a un líder o macho alfa (en algunas especies son las hembras las que tienen el papel de líderes). Esto está GRABADO en nuestro inconsciente y funciona todo el tiempo a través de los instintos. Por eso es que buscamos maestros...

Un mamífero siempre buscará una guía en un miembro de la manada.

Y eso es aprovechado por muchos comerciantes que nos quieren vender la imagen de MAESTROS o de LIDERES.

Algunos se visten con túnicas y se dejan las barbas, para parecer "más espirituales". Otros forman grupos "de conocimiento", otros juegan con el morbo e innauguran sociedades "secretas" que te hagan sentir "parte de".

Pero cuando quitas la mirada de todos estos magufos y la pones en tí mismo, cuando entrenas tu cuerpo, lo estiras hasta donde dé, haces que trabajen tus músculos, te preparas una alimentación que te guste, cultivas tu propia comida, dehaces dependencias (porque empiezas a entender que el miedo también puede ser utilizado en tu beneficio) y te atreves a la gran aventura de explorar todos aquellos poderes que te dio la natura...entiendes que no necesitas ninguna guía espiritual de nada...que todo lo que buscas y que podrías tener está dentro de tí, viene ya contigo.

Las personas que conozco que han descubierto sus propios poderes y los han desplegado, generalmente lo han hecho a través de un camino duro, enfrentando miedos y generalmente levantándose de un gran abismo en el que cayeron.
Pero también he conocido a personas que han llegado a conocerse a través del amor, de disfrutar y de la felicidad.

Cada Ser es único y su camino es único. ¿Cómo alguien me va a enseñar mi propio camino si el suyo fue diferente?

Los MAESTROS están en todos lados, pero para absorber el conocimiento, debes estar conectado a tí.
Los MAESTROS no cobran consulta, porque la mayoría de ellos ni siqueira saben que te están guiando.

El que se erige como guía espiritual es un farsante, alguien que se está aprovechando de tu instinto de seguir al líder de la manada, alguien que necesita desesperadamente controlar tu vida y sentir que está por encima de los demás.


En cambio, una persona que viene del abismo, que logró levantarse y volver a la vida a través de descubrir y utilizar sus poderes naturales, ni siquiera tendrá que hacer ningún esfuerzo para ayudarte o guiarte, porque lo hará de forma natural, así es la naturaleza...los seres "se contagian evolución" por masa crítica, sin la intervención de la voluntad.

Si observas a los animales, en ellos no existe la enseñanza. No les enseñan nada a las crías. Sólo las llevan consigo, y la cría observa lo que hacen los demás y los imita. Poco a poco va aprendiendo sola a cazar, a alimentarse, a acicalarse y cuidar de sí misma, cuidar su propia salud. Nunca verás a un animal enseñando a otro si no es a través del ejemplo. La enseñanza como nosotros la concebimos (colegios y educastración) no existe en el mundo animal.

Por lo que relájate y disfruta, porque todo el tiempo estás evolucionando, todo el tiempo estás haciendo exactamente lo que has venido a hacer. La naturaleza, tus genes y tus instintos se encargan de garantizar que eso sea así.

No sometas tu cuerpo a una dieta rigurosa, tu cuerpo no sabe que tú quieres adelgazar. Tu cuerpo cuando le quitas el alimento, piensa que las condiciones medioambientales son duras y que no habrá comida. Entonces se adelanta y comienza a incorporar más grasa, acumula proteínas, porque teme que falten. Engordas.

Lo mismo con tu psiquis...si estás con la ATENCIÓN en los maestros y los gurúes de turno, tu Ser interpreta que no estás utilizando los poderes propios y entonces los atrofia, los relega porque quiere ahorrar energía.

Entrena tus propios poderes, y serás capaz de "iluminarte", "elevar tu vibración" y "evolucionar espiritualmente" mucho más allá de lo que todos esos magufos te prometen.

Cuando alguien te vuelva a tí mismo, cuando alguien te ayude a descubrir cuán maravillos@ eres, entonces estás con la persona correcta.
Al menos así lo veo yo, aunque puedo estar equivocada, porque esta verdad es solo mi limitada percepción de la realidad y es solo válida para mí misma.

Un abrazo.
Bianca Atwell

Esta de atrás,  es la Nebulosa Carina, una de las más bellas del cosmos.

8 comentarios:

Gemma dijo...

Muchas gracias por compartirlo amigo Marcos, realmente interesante! a veces, el verdadero Maestro, está ahí, a la vuelta de la esquina, simplemente, cualquiera puede ser nuestro espejo... y es que ese es el verdadero Maestro, el hecho de conocernos a nosotros mismos... Un abrazo zen.. Namasté

Zanne dijo...

Una vez mas se nos muestra que el camino va hacia lo mas simple y es donde encontramos la verdad, empezando por nosotros mismos.Gracias Marcos

una abraçada

J. Marcos B. dijo...

..un placer compartir con vosotr@s amig@s, un abrazo zen para los dos.

Rosa Sánchez dijo...

Hola, Marcos:
Gracias a ti he tenido oportunidad de leer el mensaje de Bianca y de poder comentarlo en una reflexión que he elaborado al respecto.
Te dejo el enlace por si fuera de tu interés echarle un vistazo:

http://lainquietuddelaspalabrasprohibidas.blogspot.com/2011/10/carta-bianca-atwell.html

¡Saludos cordiales!

Ruy dijo...

Demasiadas advertencias para vida tan corta.
Demasiados "poderes" para entidad tan
fragil como el ser humano.
No lo pretenderás pero suenas a "gurú".Bien esta que disfrutes complicándote la existencia, no se la compliques a los demás.
Hay más "vida" en un verso que en todas las elucubraciones de potentes mentes.
Deu vos guard.

J. Marcos B. dijo...

Hola Poeta Ruy,

Me alegro de que te encanten los versos. Aquí en este blog doy lo que voy encontrando en el camino fruto de mi aprendizaje y también mis 'versos', es decir lo que se me ocurre y escribo de vez en cuando. El que quiera que los lea, el que no pues fíjate lo fácil que lo tiene: se va y ya está.

Hay miles de caminos y el tuyo es seguramente el mejor, el más sutil, pero no todos podemos ser poetas... Y si soy un 'Guru' pero de mi mismo, y comparto ideas con los que me piden y quieren disfrutar un intercambio fructífero para ambos así aprendo más cada día. Para mi -entre otras cosas- aprender a vivir, a dejar de quejarse, a amarnos y ayudarnos unos a otros es el objetivo de la vida, y eso nunca me cansa. Sin más. Buen fin de semana :)

J. Marcos B. dijo...

Gracias Rosa! iré a leerlo ciando pueda:) Buen fin de semana. Un abrazo

Ana dijo...

El artículo está muy bien, pero sigo sin entender cómo todavía hay gente que no puede desvincular los conceptos Dios-religión. Dios es la Causa Primera. Religión es aquello que los hombres hacen con la idea de Dios. Yo creo que está claro. Que alguien oprima a otro en mi nombre a mí no me implica, si yo no he dado mi consentimiento.

Felicidades por tu blog, un abrazo de luz :-)

http://frasesdedios.blogspot.com.es/