jueves, 9 de junio de 2011

TRANSFORMACIÓN...


¿Que significa para ti Transformación Personal? 

Según los Hermanos Cervantes, unos amigos que os sugiero ir a conocer:  

Quisiera responder con algo brillante. Tan brillante que todo el mundo le pondría el fucking “me gusta” en Facebook, que media humanidad le haga retweet y que reciba mil comentarios en mi blog.
Pero transformación personal es algo que no quiero contar de mí. Algo que probablemente resulte aburrido y poco comercial.
Quisiera decirles que mi transformación me está convirtiendo en alguien grandioso. Que desde que empecé a hacer tal técnica o leí tal libro la fortuna tocó mis puertas.
Pero no.
Mi transformación personal es algo mucho menos sexy. Es la confrontación con mis sombras, la lucha con mi Darth Vader, la aceptación de mi licantropía galopante.
Esta verdad la descubrí en la espinosa carretera hacia mis sueños. Los que dejamos de posponerlos sufrimos la anatema de desafiar nuestra oscuridad, pues transformación nos sucede cuando intentamos hacer nuestros sueños realidad. 
Sé que suena muy romántico eso de los sueños. Nuestro intelecto juzga nuestras aspiraciones como terrenales, superficiales y fatuas porque son presa de nuestro “Ego.” Entonces las tiramos al retrete y continuamos nuestra vida de zombis. Intelectuales, pero siempre zombis.
Olvidamos que parte de ser humanos implica revolcarnos a ratos en el charco samsárico de la vida.
Creemos que nuestros deseos siempre están contaminados de la conspiración mundial por el “diabólico dinero, la maléfica fama y el maldito poder” bla, bla, bla.
Pero esa conspiración nos la inventamos para escapar a la responsabilidad de cumplir el reto más cabrón que Dios nos puso en este mundo: Cumplir nuestros absurdos, salvajes, maravillosos, pecadores, egoístas y filantrópicos deseos.
Quieres brincarte el puto samsara y de ahí llegar en avión a la vida iluminada.
“NO” dice Dios.
“Primero tienes que revolcarte en el charco del deseo.” Igual que el hijo pródigo.
Transformación para mí es cumplir mis sueños guardados en el bosque de mis sombras. El arte de hacerlo es talvez, lo que algún puto día me haga entender que sólo hay un deseo digno de cumplirse.
Somos Gente Transformándose.
Los Hermanos Cervantes son autores del blog “Como Diablos me Transformo” Gente Normal que busca perspectivas poco convencionales para escapar al sonambulismo crónico de estos días.
Ilustración: Sepparation by h.koppdelaney

4 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

Intelectuales, pero siempre zombis... "me gusta" :)

Si es verdad, mucha gente se cree que es un Ser despierto porque cree que sabe decir algo y tiene dos dedos de seguridad en si mismo al hablar. "Ser" no es solo tener los datos e ir por ahí chuleando..., un niño sin datos esta más despierto que ese chulo. Desde mi perspectiva y comprensión actual, la clave está en la sutil fusión del "niño" y de los datos, solo en ese momento se accede a la nueva dimensión donde todo se ve y se escucha distinto aún siendo aparentemente idéntico...


Un abrazo zen.

Los Hermanos dijo...

"La fusión del niño y de los datos." Qué buena forma de ponerlo...

J. Marcos B. dijo...

Hola Hermanos, decís: "..algo que resulte aburrido y poco comercial..."
Lo de aburrido lo entiendo, pero lo de comercial? ¿hay un intento comercial en vuestra transformación?

Quietud dijo...

cuánta verdad Dani, qué maravilloso encontrarme con este blog, y ver tanto concocimiento expresado en él... Gracias, una vez más por todo lo que nos das!