sábado, 28 de marzo de 2015

DEMOS UN TIEMPO DE REPOSO A NUESTRO PLANETA…


Hay una cita de Moisés en un pasaje del libro de Levítico que dice que cada siete años hay que dejar la tierra en barbecho. Que la tierra sea labrada seis años y tenga descanso el séptimo año.

Me parece muy lógico. Todos necesitamos regenerarnos, descansar. Nosotros los humanos nos permitimos hasta un día a la semana.

No sólo deberíamos dejar reposar la tierra agrícola, sino también el mar para que vuelva a regenerarse y repoblarse de peces; a los bosques también les vendrían muy bien estar en paz un año… Creo que tenemos reservas en todo tipo de cosas y alimentos para aguantar un año y muchos más.


Es una idea simple que deseo ver realizada un buen día.


J.Marcos Boyer

4 comentarios:

Dani Dofinet dijo...

Una reflexión muy acertada Marcos.

Un fuerte abrazo

J. Marcos B. dijo...

Gracias por tu visita Dani, un fuerte abrazo :)

Societat Teosòfica dijo...

El reposo rítmico es tan necesario en lo mayor como en lo menor para que no se rompa el equilibrio, !lo sabemos muy bien!
La dualidad, entendida como actividad y descanso, tal como dices en tu inspirada reflexión, es la Ley que predomina en este universo y cuando se transgrede una Ley divina sobreviene el caos y la desdicha.
Un día de ayuno a la semana, de abstinencia, de silencio... crearía un hábito muy beneficioso para la salud y las relaciones.
Todo cambio en bien del planeta debe venir de adentro de cada ser humano. Si aplicáramos una cierta disciplina en nuestras vidas habríamos dado los primeros pasos para cambiar al mundo

Gracias Marcos
Muy interesante tu reflexión

Un fuerte abrazo

Marta

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por tus palabras Marta :)

Un fuerte abrazo.