sábado, 15 de febrero de 2014

LA ACTITUD PLATÓNICA HACIA EL PENSAMIENTO…


 Para los platónicos, la razón era la suprema expresión del espíritu interno, y aquel que alcanzaba la altura de la razón pura podía discriminar entre lo falso y lo verdadero. La emoción era el enemigo de la razón porque desvía a la mente de su verdadero estado impersonal e imparcial.

En cierto grado, el platonismo -igual que el budismo- es una filosofía de desapego. Busca la elevación de todas las relaciones del plano material al filosófico. Ambos, Platón y Pitágoras, creían que el vínculo de ideales filosóficos comunes son más estrechos y unen más que los de la sangre.

En el lenguaje de estos filósofos griegos: “Es mi hermano aquel cuyo intelecto está en el mismo nivel que el mío; es mi padre aquel cuyo intelecto está en un nivel superior al mío; y es mi hijo aquel cuyo intelecto está en un nivel inferior al mío. Solamente es enemigo mío quien intenta destruir el poder de mi pensamiento, y es un extraño con quien no tengo nada en común intelectualmente.”

Así, elevando todas las relaciones a una dignidad filosófica y ética, Platón buscaba unir al mundo en una camaradería mental. Posiblemente la única forma de platonismo que, aún como concepto intelectual, es familiar al término medio de los individuos, es la teoría del amor platónico. Pero, aunque oímos con frecuencia hablar de esta particular forma de afecto, la mayoría de los individuos actúan en un plano demasiado bajo para poder demostrar la practicidad de este concepto.

El nivel del pensamiento “hace” al verdadero nivel de la vida. Cuando el individuo eleva sus pensamientos a planos superiores, alcanza, finalmente esa esfera de realización que lo liberta de la esclavitud de la percepción sensoria. Para el filósofo, pensar es vivir. Las perspectivas que se abren con la educación de la mente, permiten al pensador morar en un universo de ilimitada vastedad.

Aunque fundamentalmente animal, el hombre está separado del reino animal por sus facultades mentales conscientes. Si es incapaz de usar su mente, técnicamente sigue siendo parte del reino animal.

Platón, al reconocer en el universo los elementos de inteligencia y orden, infirió que su Creador debe ser, también, un poder inteligente y organizado. Él empleaba la palabra Razón no sólo en su sentido convencional, sino también, como término apropiado a la expresión racional de ese divino poder supraconsciente que gobierna las innumerables manifestaciones de la naturaleza. La mente humana está separada de la Mente Divina por el intervalo de la conciencia.

El hombre puede, por lo tanto, elevando su conciencia más allá de los estrechos límites de lo humano, alcanzar la naturaleza perfecta y universal de la Mente Divina y adquirir la inmortalidad consciente.

De acuerdo con Platón, las llamadas esclavitud y libertad son estados de la mente más que del cuerpo. Si la mente es libre, la esclavitud es una imposibilidad filosófica; porque aunque el cuerpo esté encadenado, el alma no puede esclavizarse si es capaz de expresarse a sí misma por medio de un intelecto altamente evolucionado. Por otra parte, aunque el cuerpo esté libre, si el individuo deja controlar su naturaleza espiritual por sus tendencias animales, es realmente un esclavo.

La verdadera libertad reside únicamente en la sabiduría y el entendimiento, porque toda criatura es esclava de su ignorancia. Los pueblos salvajes reverencian en ciega adoración al viento y al fuego. De aquí que, a mayor entendimiento menos temor; y mientras menos se teme más cerca se está de la libertad. En la ignorancia, el hombre tiene temor por todo; en la sabiduría ama todas las cosas.


MANLY P. HALL

7 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

Manly Palmer Hall (18 de marzo de 1901 - 29 de agosto de 1990) fue un autor canadiense sobre el ocultismo, la mitología y las religiones. Su obra más conocida es The Secret Teachings of All Ages: An Encyclopedic Outline of Masonic, Hermetic, Qabbalistic and Rosicrucian Symbolical Philosophy1
En 1973, Hall recibió el grado honorífico 33º de la masonería de Rito Escocés Antiguo y Aceptado2 3 sin al parecer haber sido iniciado en una logia simbólica.

Datos Wikipedia.

Dani Dofinet dijo...

Muy buen artículo Marcos.

Abrazos

Societat Teosòfica dijo...

Según nos dejó escrito Blavatsky, Platón fué un Maestro de Sabiduría.

El Alma puede estar profundamente enamorada de otra Alma sin que exista ni el mínimo atisbo personal.
En la amistad verdadera se dan los amores platónicos que perduran en el tiempo,aunque muy raramente.

Gracias por este magnífico artículo Marcos

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

La imagen que pones al principio es tan pequeña y tan cierta.He ahí el limite entre la diferencia de que este mundo de ser el infierno fuera el paraíso, tan sólo si todos nos liberáramos.

Tus lecturas son un gran "grano de arena" para mi, en mi camino. Te leo siempre.

Lo mejor, Ivonne.

J. Marcos B. dijo...

Gracias Dani, un abrazen :)

J. Marcos B. dijo...

Gracias a ti Marta por tu amable visita :)

Un fuerte abrazo.

J. Marcos B. dijo...

Gracias Yvonne por seguir este blog con constancia.

Para mi es un placer compatir.

Un fuerte abrazo.