viernes, 15 de febrero de 2013

REINO DE LOS HUMANOS...

Tomad en cuenta por favor que aquí abordo estos temas de forma muy sencilla y enormemente resumida. Para más profunda información, os sugiero por ejemplo leer el libro de P. Pavri 'Teosofia Explicada', y del cual os dejo un pequeño extracto más abajo :)

Como bien sabemos, nosotros los humanos, nos creemos 'los reyes del mambo' por así decirlo..., no vemos más allá de la punta de nuestra nariz y sin embargo, somos de lo más violento, corrupto y algunos encima, orgulloso de serlo, cuando en el fondo -para la enorme mayoría- somos unos simples principiantes aprendices al respecto de la verdadera evolución que debemos alcanzar mediante nuestras vidas corporales. El Reino humano oscila desde el hombre más primitivo que aún vive hoy en día en ciertas selvas, hasta el más avanzado y refinado Maestro en el los más altos picos del Himalaya. Dentro de dicho Reino, se entremezclan todo tipo de razas y personas, todas en su respectivo peldaño de crecimiento y comprensión personal. Lo bonito del tema es cuando las personas se dan la mano, cuando el que está más avanzado está atento y si so lo piden, toma su tiempo para ayudar a sus hermanos a comprender los peldaños que deben de subir para ir yendo de a poco hacia una vida mejor en conjunto.

'Ayudaros los uno a los otros...' dijo el Maestro de los Maestros: Jesús. Pues ese es el principal tema que tenemos que ocuparnos en nuestro presente desde mi humilde punto de vista. Sigue habiendo -y hablo a nivel planetario- demasiado individualismo, egoísmo, avaricia, pereza, ira, envidia, soberbia, incluso lujuria, y gula, ya que estamos... Gracias a Dios e Internet, cada vez más somos los que trabajamos seriamente sobre esas carencias, algunos ya tenemos resuelto algunas de ellas, y otras trabajándolas lo mejor que sabemos y podemos. Es el mejor camino, ese de dar el ejemplo en acción. Si otros ven que tu puedes, ellos lo intentan y de esa manera poco a poco el mundo cambiara hacia mejor. Si un niño te ve leer, tendrá ganas de leer, si un niño te ve respetar y ayudar a los demás, lo hará de igual modo, etc.. Podría seguir escribiendo durante mucho, porque hay mucho de que hablar para estar listo para integrar el próximo Reino que nos espera o al menos nuestra próxima evolución como raza, pero aquí solo quería dejar ver que todo es posible si nos ayudamos los unos a lo otros.

Dios tiene un plan, y este plan es la Evolución :)    

Intentemos de ser felices mientras hacemos el bien amig@s, quedemosnos en el Aquí Ahora atentos a cada detalle,  y cuidemos mucho nuestro pensamientos y palabras, porque que están creando nuestro futuro personal y común! 


J. Marcos Boyer

Para los que quieren leer más, adjunto un pequeño extracto del libro que estamos estudiando y que aborda en ciertos aspectos este tema.

Pagina 197 / Por  P.Pavri – Teosofía Explicada

PREG.—¿cómo podríamos ayudar a nuestros hermanos menores en los reinos inferiores?

RESP.—Nuestras vidas están íntimamente ligadas con el mundo animal y el vegetal, y por tanto, primero tenemos un deber fraternal hacia el vasto reino animal que nos rodea. Nuestra actitud hacia nuestros hermanos mas jóvenes no debería ser de dureza, injusticia y descuido, o de crueldad para nuestra diversión y ganancia personal, sino de protección y tutela con gratitud por sus servicios hacia nosotros. Han sido puestos en contacto con nosotros a fin de que podamos hacer algo en fomento de la mentalidad que en ellos se halla en capullo; así como para elevarlos a un nivel más alto de emoción a efecto de acelerar de esta manera su individualización. Deberíamos también rehusar hacernos cómplices del pecado de matanza al comer carne o pescado, o bien usando artículos que se obtienen solamente por la matanza de animales, como la piel de foca, el armiño, o las plumas de aves.
Los espíritus de la naturaleza, o hadas y gnomos, elaboran las maravillosas formas de los mundos mineral y vegetal, bajo la dirección de los Grandes Constructores del Universo, y nuestro deber hacia estos reinos estriba en pensar de manera amistosa de estos espíritus, y en evitar que por descuido malogremos su trabajo. Además, las plantas y las flores tienen los rudimentos de un cuerpo astral, con el poder de sentir placer y dolor, según se explica en el Capítulo VIII, y deberíamos abstenernos cuidadosamente de molestar a estas cosas vivientes.

Tenemos cierto deber aún hacia formas de vida inferiores al mineral, esto es, la esencia elemental que nos rodea por doquiera, y que constituye los tres reinos elementales. Esta esencia progresa por medio del efecto que nosotros producimos sobre ella mediante nuestros pensamientos, pasiones, emociones y sentimientos; y tan sólo cumpliríamos plenamente nuestro deber hacia estos reinos si llevásemos a la práctica nuestros ideales más elevados y cuidásemos de que nuestros pensamientos y emociones fuesen del tipo más alto posible.

Por último, ¿cuál es nuestro deber individual por lo que hace a la fraternidad en general?

RESP.—Deberíamos damos cuenta de que la condición precisa de 1a vida espiritual es la realización de que el mismo Ser mora por igual en todos nosotros. Por lo que hace a nuestros hermanos menores, en los reinos inferiores, ya se explicó en qué consiste tal deber.
Debemos recordar que el Ser en la familia humana reside tanto en el más degradado cuanto en el más puro. Por consiguiente ningún obstáculo debería interponerse en el camino de cualquiera que esté tratando de llegar a la plenitud de su crecimiento, sino por el contra-rio, suministrar facilidades a todos para que desarrollen cada una de las facultades que trajeron a este mundo. Todos somos miembros de una familia, pero con diferentes deberes, y no deberíamos menospreciar ni descuidar a nuestros colaboradores porque su trabajo sea muy humilde; por el contrario, deberíamos pensar con más cariño en ellos precisamente porque son los que hacen el trabajo más desagradable. Toda la humanidad, esencialmente una en su vida, forma un cuerpo, y poner veneno en cualquiera parte, aunque sea la más mínima, podría paralizar todo el cuerpo. No podemos tener ninguna ganancia real a costa de algún otro, y cualquier beneficio o adelanto en el sendero de la espiritualidad es algo que obtenemos no para nosotros solos sino para todos; deberíamos mantener siempre hacia quienes nos rodean una actitud de ayuda y de profunda simpatía, así como de la mayor tole-rancia y caridad posibles; no tan sólo, sino de positivo amor por todo lo que nos rodea.

La ley del Espíritu es que vive mientras da, y aumenta por el uso; lo contrario de la Materia, que se extingue por el uso. La verdad jamás disminuye cuando la compartimos; el Conocimiento, si no se comparte, llega a constituir un cáncer en el cerebro, pero si nosotros lo transmitimos a nuestros hermanos más ignorantes, la antorcha del conocimiento puede encender otras mil antorchas sin presentar ninguna disminución en su flama original. Somos puros únicamente para poder ir hacia lo impuro, ya que la verdadera pureza jamás puede ser mancillada ni enlodada, si bien puede purificar a otros y elevarlos a un standard superior de vida. Y así, la Ley de la Fraternidad de la Humanidad nos impone el siguiente deber: Elevar al pecador y al humillado hasta nuestra propia pureza; instruir al ignorante; rescatar al miserable; alimentar al hambriento; aliviar al enfermo: Siendo nosotros parte de la Fraternidad-Una, vivimos en otros y para otros, influenciándolos todos y siendo influenciados por ellos no podemos retroceder un solo paso sin debilitar el total de la humanidad, ni elevamos un solo peldaño sin elevar al total hacia la pureza.

Por consiguiente, deberíamos esforzamos por trabajar para el bien de toda la familia humana con perfecta paz y armonía...

6 comentarios:

Dani Dofinet dijo...

Nada a decir Marcos. Solo felicitarte por tus estupendas reflexiones y por la entrada de blog.

Un abrazo

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Gracias Marcos.

La Mirada siempre en la Luz.



Un abrazo.

Societat Teosòfica dijo...

La Unidad se revela en la diversidad!

Formamos parte de la diversidad en lo externo, sin embargo, la Unidad siempre ha existido porqué es inseparable. Es la ilusión de la mente lo que separa, pero la mente no es lo Real.
Cuando iniciamos el camino de retorno al Hogar del Padre (la Unidad o Mónada,)la atracción de lo superior se convierte en nuestro principal objetivo, esta atracción es la que nos induce a buscar respuestas a las preguntas incesantes que nos formulamos, y a descubrir que la naturaleza entera formamos una cadena irrompible.
Nos equivocaremos muchas veces en nuestras deducciones y en la forma de interpretar la Verdad, pero de cada equivocación nacerá una nueva luz, una comprensión que nos impulsará hacia una meta cada vez mas elevada.

Muy buena reflexión Marcos al igual que las respuestas de P. Pavri.

Gracias Marcos.
Un abrazo

Marta

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias Dani.

Un fuerte abrazo :)

Marcos.

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por la visita Olga i Carles :)

Un fuerte abrazo a ambos :)

Marcos.

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias Marta.
Cada vez estoy más convencido de que la migración de las personas hacia le norte es por algo mayor que solo buscar una vida material mejor. La pureza esta en la mezcla! y todos debemos ayudarnos lo mejor que podemos los unos a los otros, no puede quedarse ni uno atrás.

Un fuerte abrazo.

Marcos.