domingo, 20 de mayo de 2012

EL PODER DEL PENSAMIENTO...


El consejo de San Pablo en su epístola a los Filipenses (4:8)
es tan racional y científico hoy como lo fue hace 1900 años:


“Finalmente, hermanos, todo aquello que es verdadero, todo aquello que es honesto, todo aquello que es puro, todo aquello que es hermoso, todo aquello que es bueno; si queremos que la virtud y el elogio sean realidad, PENSAD en tales cosas”. San Pablo.

Por lo tanto, según nos dijo San Pablo, uno debe enfocar su mente y dirigir sus pensamientos hacia lo que realmente desea ver materializarse en su vida, y no dejarse llevar por los pensamientos negativos u otros, aunque uno haya tenido experiencias negativas en algún momento de su vida. Si uno enfoca y mantiene su mente en lo malo, lo malo se materializara aún más. Solo hay que probar y cambiar nuestros pensamientos y mantenerlos durante un tiempo hacia lo que en Verdad deseamos, para darnos cuenta que todo es posible. Nada cambia si tú no cambias.
 

Según nos recuerda Enrique Renard en su lección de Teosofía nº 11:

"Debemos comprender que cuando se trata de superar
un problema la preocupación excesiva no va a solucionar nada y
nos va a hacer la carga más pesada aún al conferirnos un estado
depresivo desagradable tanto para nosotros mismos como para
quienes nos rodean. En lugar de ello, debemos ofrecer a nuestro
cuerpo mental nuevos surcos de pensamiento positivo repitiendo
continuamente frases tales como “Mi Paz os dejo, mi Paz os doy”.
“No dejéis que vuestros corazones trepiden o se llenen de
preocupación”. (San Juan, 14:27) “El Ser es Paz: yo soy el Ser.
El Ser es Fuerza: yo soy el Ser”. Tales pensamientos dan a la
mente nuevos “surcos” con los cuales, una vez familiarizada,
estará en posición de liberarse de las ataduras del temor y la
depresión.

Es importante recordar también que el universo está gobernado por
la justicia absoluta de la Ley Cósmica. Solamente la Ley Cósmica
puede afectarnos de manera definitiva, cualquiera sea el medio a
través del cual se manifieste. De ello se deduce que nada puede
hacernos daño salvo aquello que viene como resultado de nuestras
propias acciones. El dolor y la tristeza se reducen
considerablemente cuando aprendemos a apoyarnos en la sabiduría
de la Ley Cósmica, estableciendo así la costumbre de aceptar
aquello que es claramente inevitable y aprendiendo a pensar sólo
de manera constructiva y útil.

Evidentemente no ayudaremos a un enfermo con sólo lamentar su
enfermedad, sino enviándole pensamientos restauradores y
curativos. No constituimos ayuda para el “pecador” comentando
incesantemente sobre su “pecado” (que en el fondo no es otra cosa
que un reflejo de su inmadurez interna). Al proyectar
persistentemente pensamientos de amor, de paz y de progreso,
gradualmente lograremos quebrar la resistencia de la “armadura”
de aquél a quien estén dirigidos, provocando en él un inevitable
cambio de actitud. Conviene recordar que el amor siempre afecta a
nuestros semejantes de manera más eficaz que la falta de amor o la
indiferencia. Más aún, invariablemente, es precisamente la falta de
amor, lo que provoca en nosotros actitudes y manera de ser
reprochables."

Los malos momentos de la vida que, más o menos todos, en alguna ocasión hemos vivido, son lecciones que necesitamos para seguir creciendo, momentos que nos obligan a parar nuestro rumbo loco e inconsciente para reflexionar sobre lo que estamos haciendo. En general, si lo estamos pasando mal, es porque lo hemos enfocado, pensado, analizado mal en el pasado, y también porque fuimos demasiado débiles y blandos en resistir a ciertas tentaciones. 

La mente se alimenta de lo que le damos para 'comer', si le damos pensamientos positivos, seremos personas positivas y podremos vivir de forma más alegre. Si deseamos construir algo, una casa, montar un negocio tendremos que pensar antes en como queremos que sea una vez llegado a su desarrollo completo, incluso dibujarlo como un arquitecto moldea el plano de una casa. Si no pensamos no podemos hacer que se materialice nada, por eso Dios en nosotros nos para y nos invita a la reflexión, y para que también veamos, de una vez por todas, que podemos confiar en nosotros mismos si hacemos un esfuerzo de atención.

Por esa razón queridos hermanos, os invito junto a mi, a entrenarnos en albergar bellos pensamientos en nuestras mentes y dejar de alimentar todo tipo de estupideces que, demasiadas veces, dejamos pasear alegremente por nuestras mentes.

Un abrazo, Marcos.

Para aquel que quiera profundizar más sobre temas Teosóficos, aquí os dejo el enlace hacia la pagina web de Enrique Renard donde encontrareis todas las lecciones tan interesantes de introducción a la Teosofía.   http://www.estudiandoteosofia.net/

16 comentarios:

Ricardo Marin dijo...

La realidad nos sirve para ver que hay en nuestra mente...

beatriz dijo...

¡Excelente Marcos!!!!! leí la lección..tus comentarios que estan en cursivas son realmente geniales...es asi...y trato de ponerlo en práctica...pero estamos tan acostumbrados a mirar el "vaso medio vacio" ....a formar surcos amigo!!!!! gracias....cariños...Bea

Dani Dofinet dijo...

Sabios consejos Marcos.

Es así. Los pensamientos condicionan nuestra manera de ser. Nos moldean como personas y nos convierten en aquello en lo que pensamos. Sabiéndolo, hemos de cambiar según que tipo de pensamientos si deseamos también cambiar nosotros.

Parece fácil y de hecho lo es, pero nos cuesta mucho aceptarlo y, aún mas, practicarlo.

Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por tu visita Ricardo, un placer tenerte aquí, y si, se puede ver así como lo expresas.

Un abrazo :)

J. Marcos B. dijo...

Hola Bea! me alegro que te guste retomar la Teosofía querida amiga. Enrique Renard si que es genial, estoy acabando de repasar sus tres ultimas lecciones antes de escribirle para agradecer su incondicional entrega, su curso es magnifico al igual que su forma d expresarse. Un fuerte abrazo amiga.

J. Marcos B. dijo...

Hola Dani! Muchas Gracias por tu visita amigo y por darme a conocer al Señor Enrique Renard, es muy bueno. Me ayudo mucho en esclarecer ciertos puntos que leí en los libros, porque muchas veces, al tener palabras en sánscrito uno se hace un poco un lio.

Un abrazo y feliz semana.

El Poder de la Intención dijo...

Muy buen artículo Samu; 100% contigo, tenemos que perfilar y cuidar mucho lo que emitimos afuera para atraer lo que realmente deseamos; ahora, yo pregunto?? realmente la gente sabe lo que quiere?, se toma su tiempo para meditar y reflexionar sobre su existencia en la Tierra, el porque? para que? hacia dónde vamos?; claro que no una gran mayoría Samu, esa es la clave, están muy distraídos viendo otras cuestiones...

Un fuerte abrazo zen

J. Marcos B. dijo...

Hola Juan, a tus distintas preguntas solo te puedo decir que cada persona hace lo que puede según su avance en comprensión.

Cuando hoy re-escucho a Wayne Dyer que amablemente nos acercas en tu mensaje, me doy cuenta de que alarga mucho algo 'sencillo' de entender. Digo sencillo porque no es tan dificil de comprender las palabras que expresan lo que hay que hacer para vivir mejor. El tema esta en empezar a trabajar... Como bien sabemos, el 'problema' es que todo es un esfuerzo Juan, y a las personas no nos gusta esforzarnos, trabajar, estudiar. Algunos dirán: ¡bastante trabajo fuera para poder pagar mis facturas como para que ahora me ponga a trabajar en mi! no es fácil...

Claro que pocos sabemos lo que queremos, claro que pocos somos los que conocemos los precisos mecanismos para dominar nuestra mente, nuestros deseos y emociones. Es un trabajo importante a realizar y nadie nos enseño NADA de joven si recuerdas. Por eso hoy, al darme cuenta de lo que hay, me entra más ganas de ayudar que criticar o juzgar a mi prójimo. Pero como tu bien sabes hermano, no se puede ir por ahí predicando algo tampoco... solo podemos educarnos a nosotros mismos vía el entrenamiento diario para poder luego dar ejemplo en acción lo mejor que podemos, y quizá, si alguien pide algo, indicarle donde encontrar la fuente.

El curso de Enrique Renard es muy completo y preciso, nos ayuda en comprender más en profundidad, y donde dirigir nuestros esfuerzos y como. Sugiero tal me lo recomendaron, ir despacio y estudiar todas las lecciones una a una día tras día al que empieza con dicho curso. También sugiero ir a estudiar el curso de Dani Dolfinet que me introdujo en estos temas Teosóficos, él ayuda lo mejor que puede a quien le solicita. Tu Juan, quizá ya los conoces, pero dejo aquí el link para quien quiera ir:

http://tendenciavital.ning.com/group/sabiduraantiguaellegadodelosdioses ..empezando por las publicaciones más antiguas.

Muchas gracias por tu visita Juan.
Un abrazo zen hermano, and still water my friend :)

Entrevista a Dios dijo...

Bueno, voy a ayudar a la peña con lo que yo puedo, y me gusto mucho esta charla entre Quintero y Dragó: se llama conversando con Dios, pincha sobre el link del nombre para escuchar, es una forma de contribuir mas con las preguntas que te formule en mi anterior comentario; precioso tu comentario Samu, se agradece, y me tomare tiempo para investigar lo que me recomiendas, gracias!

Que disfrutes de la charla entre dos monstruos, y mi visión de la misma es que es muy acertada a mi visión de lo que creo yo.

Vuelvo a decir: pincha sobre el Nombre: Entrevista a Dios

Abrazo Zen!

J. Marcos B. dijo...

Excelente entrevista la de Dragó, mejor que la larga charla de Dyer, ademas vía radio, jejeje! Me gusta su forma de ir al grano y lamento que pocos le escuchen, porque mucha razón tiene cuando nos habla de este mundo que hemos moldeado hacia valores incorrectos, como la de medir una persona por su nomina, cuenta bancaria, coche, casa, etc. Es como si estuviéramos todos los seres humanos en un enorme avión, viendo que volamos demasiado bajo y acercarse la montaña, sin por lo tanto cambiar el rumbo hacia arriba... Lamentablemente es así, casi tod@s prefieren seguir bailando al rededor del becerro de oro en vez de elevar sus pensamientos.

Gracias por estar y difundir lo bueno Juan.

Societat Teosòfica dijo...

Gracias por tu excelente entrada Marcos.
Sabemos muy bien que la mente tiene un poder extraordinario pero hay que disciplinarla, si el amor no va a la par, la mente por si sola es separativa y en vez de construir destruye.
Construir conscientemente enfocándonos en lo positivo és el trabajo que todos reberíamos realizar en bien propio y de nuestros hermanos.
Recuerdo una frase de Vicente Beltran que el repetia a menudo
"El Conocimiento nos lo proporciona la mente.La Comprensión surge del Corazón".
Pero a veces es difícil saber diferenciar un pensamiento de un deseo- al menos así lo veo yo-
Si pudiéramos mantenernos sumamente atentos, viviendo con intensidad el -Aqui y ahora- tal como muy bien dices tu, no trendríamos que preocuparnos de estar construyendo formas mentales constructivas porqué el Ser y el Realizar andarian de la mano.

Un fuerte abrazo Marcos

Marta

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Cuando así se actua... estamos en el Verdadero Templo del Señor (Nuestro Corazón)



Un abrazo.
Gracias por esas Sagradas Letras.

Jurema dijo...

Hola!
Llego aquí casi de puntillas...
Me quedo un rato a leer aprendiendo y relajándome.
Un saludo

J. Marcos B. dijo...

Como siempre querida Jurema, eres muy bienvenida. Muchas gracias por tu visita :) Un abrazo.

J. Marcos B. dijo...

Olga i Carles, como siempre, muchas gracias por vuestra amable visita :)

Un abrazo.

J. Marcos B. dijo...

Hola Marta :)

Ser y realizar andarán de la mano, claro que por ahora, aún nos queda cantidad de tarea a muchos...
En fin, todo se andará :)

En algo estoy muy de acuerdo contigo querida Marta, si no ponemos Amor incondicional a la hora del adiestramiento de nuestra mente, todo se vuelve muy violento e imposible y lo digo por haberlo comprobado varias veces en mi juventud. La mente es peor que un pura sangre salvaje! debemos andar con mucho cuidado, humildad, paz y amor para poder domarla. Aún sigo trabajando... Quiero añadir que el yoga me ayudo mucho.

Como siempre muchas Gracias por tu visita y hasta muy pronto en otro post:)

Un fuerte abrazo querida Marta.