jueves, 27 de marzo de 2014

LOS OBSTACULOS EN EL SENDERO ESPIRITUAL...


El primer obstáculo en el sendero espiritual es la incertidumbre acerca de lo que deseamos en la vida.

Antes que nada debemos reflexionar bien si queremos llevar una vida espiritual con la esperanza de librarnos de nuestras dificultades mundanales, tales como las enfermedades, problemas familiares o financieros.

Si llegamos a la conclusión dan que ninguno de estos motivos nos impele a seguir ese sendero, debemos preguntarnos si estamos tratando de hacer algo imposible, sin significado para la vida, algo quimérico, sin sustancia alguna en sí, pero que nos puede brindar cierta satisfacción, pasar momentos de ocio sin preocupaciones mundanas, o como dicen algunos, servir como el opio.

Si la respuesta es afirmativa entonces por más que nos esforcemos no tendremos los resultados debidos.

La indecisión o falta de fe en lo que uno está siguiendo es perjudicial, porque no permite dar los pasos con seguridad, por decirlo así.

Si por el contrario, consideramos que es una cosa importante, que es la parte real de nuestra vida, la más significativa, la más duradera y hasta eterna, como lo han afirmado miles de santos, sabios y otros maestros espirituales a través de toda la historia de la humanidad, entonces debemos indagar los motivos, las causas que nos hacen desviar sin que nos demos cuenta de ello, enflaquecer nuestro entusiasmo, incluso el interés, y dejar crecer en nosotros sentimientos mundanales con disfraz de espiritualidad.

La vida espiritual consiste en esforzarse por llegar al Espíritu, o a la Realidad, o a Dios, comoquiera que se Lo llame.

Este espíritu está en nosotros, es nuestra verdadera esencia, nuestra naturaleza real.

Todos los grandes maestros espirituales han declarado esto.

Por ejemplo, Sri Krishna dice en el Bhagavad Guita: “Oh Arjuna, el Señor, morando en la región del corazón de todos los seres, los mueve, por Su poder, como si estuvieran montados sobre una maquina.”

El Señor Jesucristo declara:

“He aquí el reino de Dios en vosotros está.” Los Upanishads de la antigüedad también dicen:

“Este Atman, siendo más pequeño que lo más pequeño y más grande que lo más grande, reside en la cueva del corazón de todos los seres.”

“Aquello está lejos, está muy cerca en lo más íntimo de todos, pero también está fuera de todo esto.”

Swami Paratparananda.

Visto en 'Contacto el alma'.

3 comentarios:

Dani Dofinet dijo...

La templanza y solidez de principios en momentos complicados y confusos, es una cosa difícil de realizar, pero es la clave para no desviarse del camino.

Gracias Marcos por el artículo.

Un abrazo

Marta dijo...

Actualmente en el mundo existen muchas personas que sienten una gran inquietud guiadas por su propia Alma (sin ser conscientes de ello,) a buscar respuestas del porqué de la vida.
Quizás por esta razón van buscando en diferentes grupos y filosofías a fin de encontrar aquello con lo cual puedan identificarse.
Esta inquietud define al aspirante espiritual que todavía va a tientas y sin embargo, ya ha empezado a andar el camino de evolución espiritual.

Gracias Marcos.
Es un artículo muy oportuno en estos días de grandes cambios y transformaciones de todo orden.

Un fuerte abrazo

Marta

Lourdes Souza Silva dijo...

Gracias gracias gracias...