viernes, 3 de agosto de 2012

GRACIAS SEÑOR RAMPA...


UN RECUERDO DE CUANDO TENIA 14 AÑOS... Acabo de encontrar la versión pdf de mi primer libro 'loco':  'EL TERCER OJO' de Lobsang Rampa y solo quería hacerle un pequeño homenaje aquí. Gracias Señor Rampa, usted fue una verdadera rampa hacia mi mundo interior...

PRÓLOGO DEL AUTOR.


Soy tibetano; uno de los pocos que han llegado a este extraño mundo occidental. La construcción y la gramática de este libro dejan mucho que desear, pero nunca me han enseñado el inglés de un modo sistemático. Para aprenderlo no tuve más academia que un campo de prisioneros japonés, donde me sirvieron de maestras unas prisioneras británicas y norteamericanas pacientes mías. Aprendí a escribir en inglés por el procedimiento de probar y equivocarme.

Ahora está invadido mi querido país -como se había predicho- por las hordas comunistas. Sólo por esta razón he disfrazado mi verdadero nombre y el de mis amigos. Por haber hecho yo tanto contra el comunismo, sé que mis amigos residentes en países comunistas sufrirían si se descubriese mi identidad. Como quiera que he estado en manos comunistas y en poder de los japoneses, sé por experiencia personal lo que puede lograrse mediante la tortura, pero este libro no lo he escrito sobre la tortura, sino sobre un país amante de la paz que ha sido muy mal interpretado y del que durante mucho tiempo se ha tenido una idea falsa.

Me aseguran que algunas de mis afirmaciones es muy posible que no sean creídas. Están ustedes en su pleno derecho de creer y no creer, pero no olviden que el Tíbet es un país desconocido para el resto del mundo. Del hombre que escribió, refiriéndose a otro país, que "la gente navegaba por el mar en tortugas", se rió todo el mundo. Y lo mismo le sucedió al que afirmó haber visto unos peces que eran “fósiles vivos". Sin embargo, es innegable que estos últimos han sido descubiertos recientemente y que llevaron a los Estados Unidos un ejemplar para ser estudiado allí. Nadie creyó a los hombres. Pero llegó el momento en que se demostró que habían dicho la verdad. Esto me ocurrirá a mí.
T. LOBSANG RAMPA.
Escrito en el Año del Cordero de la Madera.

7 comentarios:

Societat Teosòfica dijo...

Creo que Lobsang Rampa fuera o no quien dijo ser, abrió las consciencias a muchas personas que como tu i yo, leimos sus libros cuando éramos muy jóvenes.

Yo dejé de practicar la religión católica cuando tenia 14 años.
Sin embargo dentro de mi existian unas ansias enormes de descubrir algo que no me habian explicado. No sabía qué, pero la inquietud no se desvaneció con el tiempo.
Un dia paseando por la feria del libro me llamaron la atención dos de sus libros, "El Ermitaño" y "El Tercer Ojo" al leerlos sentí que queria saber más sobre el Tíbet i especialmente, sobre la relación del Maestro con su discípulo.
Este libro despertó en mi reminiscencias de un pasado lejano en que posiblemente(en otra encarnación) mi tendencia mística
tenia el objetivo que ahora me proponia. "Encontrar al Maestro de mi vida"

Me alegra que estés tan activo Marcos.

Un fuerte abrazo

Marta

LOLI dijo...

Interesante,lo buscare

Besazos

J. Marcos B. dijo...

Gracias por tu visita Loli! Tengo el libro, si no lo encuentras me dices y te lo mando. Besosss

J. Marcos B. dijo...

Hola Marta,

..esa duda de saber quien es Lobsang es verdad que se habló en su tiempo, pero como bien dices lo importante es lo que nos dejo este Señor, en mi caso un verdadero puente hacia mi maestro interior. Leí y releí todos sus libros. Siento lo mismo que tu en cuanto a la vidas anteriores, creo haber vivido ciertas cosas y Tibet me atrae mucho, pero estoy muy bien en mi vida actual y en el lugar donde vivo. Voy a publicar aquí una película que me gusta mucho: 'Samsara', seguro la conoces, sino creo te gustara seguro :)

Un fuerte abrazo y hasta pronto.

A dijo...

Oh, yeah.En mi caso, fue primero El retorno de los brujos, de Powels y Bergier. Con unos 13 añitos. Inmediatamente después, vino Rampa.
Y... aquellos polvos trajeron estos lodos.
Ha hecho un trabajo inmenso, sin duda, el amigo Lobsang, sea quien fuere. Por ahí empezamos muchos y muchas.
Un saludo, paisano, de una malagueña exiliada en Valencia.
Amelia

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por tu visita Amelia!

te deseo puedas volver pronto a tu tierra :)

Un abrazo zen

Dani Dofinet dijo...

Dentro de las "causalidades", parece ser que muchos, precisamente en épocas tempranas, leímos a Rampa.

En mi caso en particular tuve la suerte de ser educado de pequeño según postulados de carácter teosófico y orientalista, situación esta a la que en un principio me oponía dada mi naturaleza rebelde e indisciplinada, pero no se puede ir contra uno mismo y el tiempo fue realizando el resto.

A mi entender las publicaciones de Rampa al ser mas novelas que manuales de estudio, permiten despertar (a quien este en condición de hacerlo) esa atracción por el mundo oriental y sus enseñanzas milenarias, las cuales están ligadas casi automáticamente a los postulados teosóficos.

Un abrazo a todos