viernes, 10 de agosto de 2012

DOMA TU CABALLO...



Nuestra Mente es como un caballo salvaje, tenemos que educarla, DOMARLA. Existen dos maneras de vivir: una es con una mente que hace lo que quiere con nosotros, que nos esclaviza según sus vicios y gustos que tonta-mente dejamos invadirnos, y otra es poniéndola a nuestro servicio y dirigiéndola hacia lo que nosotros verdadera-mente queremos... 

La mayoría de las personas no somos conscientes de este tema, pensamos que si tenemos ciertas tendencias, es normal e irremediable. Un@s dicen: mi madre, mi padre o mi abuel@ era de esa forma, así que es normal, es de familia, me educaron así, no puedo cambiar, me es imposible. Queda claro que alimentando tales pensamientos, así sera siempre...

Una de las maneras más eficaz para llegar a poner a nuestro servicio nuestra querida mente, es actuar tal y como se doma un caballo. Se pueden ver algunos buenos ejemplos de como doman un caballo en algunas excelentes películas que os recuerdo aquí: 'El hombre que susurraba al oído de los caballos' y más recientemente: 'War Horse', dos magnificas películas que os sugiero ver, o ver de nuevo.  

Hablo de estas películas porque en ellas se ve muy bien que la mejor manera para lograr acercarse al caballo, es siendo amoroso con el. Si uno es agresivo con sigo mismo, si se enrabia por no tener esos resultados tan anhelados, o por no dominar cualquiera sus vicios sean los que sean , está muy mal encaminado si se enoja contra sigo mismo. No es nada recomendable ponernos nerviosos ni exigentes... Es importante recordar y tener bien presente que mientras nuestra mente es ignorante, vacía de datos, tiene miedo. De ahí esas reacciones violentas en ciertas personas. Cuando no hay datos, se tiene miedo, y la reacción es impornerse vía la violencia, los gritos, etc. El ego desaparece, más bien se fusiona, se diluye, cuando por fin uno acepta la idea de que hay que ser muy humildes y aprender, estudiar, y aplicar los datos en acción a diario para fin comprender.

Las laminas de 'Los Diez Toros del Zen' lo explica de otra manera y es muy buena también. En Internet y en este blog o el otro, creo que publiqué algo de los 10 toros del zen. Es interesante verlo bajo esa perspectiva también. Os dejo un link aquí por si aun no habeis leído nada al respecto>: http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/10TOROS.htm

Un muy feliz y zen fin de semana os deseo querid@s amig@s :) 

8 comentarios:

beatriz dijo...

Comprendo....a mi no me resulta fácil dominar la mente....lo intento a cada instante....

beatriz dijo...

Ahora si...no había abierto sesión....cariños....

Societat Teosòfica dijo...

Lo normal es que siempre encontremos una excusa para justificar nuestros pensamientos desbocados que generalmente, estan estrechamente relacionados con los deseos. (Kama-Manas)
Es verdad, el miedo es la causa de la ignorancia cuando tenemos que afrontar una situación desconocida.
Es la imaginación y la falta de discernimiento lo que nos hace sufrir, porqué nuestra mente siempre se sitúa en los recuerdos del pasado o en las esperanzas del futuro. I el presente queda arrinconado cuando la mente no se centra en la atención presente.
En todas las cosas de la vida tanto sean de orden interno como en el trato diario con las personas que nos relacionamos, la comprensión, el cariño y el buen ejemplo son la clave para poder penetrar en las consciencias y despertar a la vez en los demás, aquella serenidad que nosotros hemos conquistado.

Hace años leí una frase que me gustó y he tratado de llevarla a la práctica dándome muy buenos resultados. Dice así:

"Vale más unirnos a los demás con una cadena de flores que con una cadena de hierro"

Un fuerte abrazo Marcos

Marta

J. Marcos B. dijo...

La paciencia y el amor hacia uno mismo son las dos mejores herramientas para logar calmar y dirigir nuestra mente Beatriz. Paciencia que igual que te sirve para abrir este blog que va lento por estar muy cargado de información y poder dejar un comentario :)

Muchas gracias por tu visita querida amiga. Un abrazo!

J. Marcos B. dijo...

Muchas Gracias por tu comentario Marta :) Un fuerte abrazo. Marcos

Dani Dofinet dijo...

Somos lo que pensamos y lo que pensamos es fruto de lo que fuimos.

Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Os dejo un extracto del Dhammapada de Buda, sección 'Mente'...

Capítulo 3: La mente


33. Esta mente voluble e inestable, tan difícil de gobernar, la endereza el sabio como el arquero la flecha.

34. Esta mente tiembla como un pez cuando lo sacas del agua y lo dejas caer sobre la arena. Por ello, hay que abandonar el campo de las pasiones .

35. Es bueno controlar la mente: difícil de dominar, voluble y tendente a posarse allí donde le place. Una mente controlada conduce a la felicidad.

36. La mente es muy difícil de percibir, extremadamente sutil, y vuela tras sus fantasías. El sabio la controla. Una mente controlada lleva a la felicidad.

37. Dispersa, vagando sola, incorpórea, oculta en una cueva, es la mente. Aquellos que la someten se liberan de las cadenas de Mara.

38. Aquel cuya mente es inestable, no cono ce la enseñanza sublime, y aquel cuya confianza vacila, su sabiduría no alcanzará la plenitud.

39. Aquel cuya mente no está sometida a la avidez ni es afectada por el odio, habiendo trascendido tanto lo bueno como lo malo, permanece vigilante y sin miedo.

40. Percibiendo que este cuerpo es frágil como una vasija, y convirtiendo su mente tan fuerte como una ciudad fortificada vencerá a Mara con el cuchillo de la sabiduría. Velará por su conquista y vivirá sin apego.

41. Antes de que pase mucho tiempo, este cuerpo, desprovisto de la consciencia, yacerá arrojado sobre la tierra, siendo de tan poco valor como un leño.

42. Cualquier daño que un enemigo puede hacer a su enemigo, o uno que odia a uno que es odiado, mayor daño puede ocasionar una mente mal dirigida.

43. El bien que ni la madre, ni el padre, ni cualquier otro pariente pueda hacer a un hombre, se lo proporciona una mente bien dirigida, ennobleciéndolo de este modo.

41. Antes de que pase mucho tiempo, este cuerpo, desprovisto de la consciencia, yacerá arrojado sobre la tierra, siendo de tan poco valor como un leño.

42. Cualquier daño que un enemigo puede hacer a su enemigo, o uno que odia a uno que es odiado, mayor daño puede ocasionar una mente mal dirigida.

43. El bien que ni la madre, ni el padre, ni cualquier otro pariente pueda hacer a un hombre, se lo proporciona una mente bien dirigida, ennobleciéndolo de este modo.

Anónimo dijo...

Wow me encantan estos temas. Gracias.