martes, 16 de noviembre de 2010

ENTRENARSE...


Cuando entrenamos el cuerpo, todo nos duele, pero cuando logramos el objetivo, decimos: valió la pena. 
También se aplica a nuestro mundo interior; con paciencia y entrenamiento, encontramos la llave del paraíso.

Namasté. Marcos


5 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Y esa llave nos dará el elixir de la eterna juventud en el aquí y ahora.




Grácias.

Laura Rosales. Psicóloga y Experta en Terapia Familiar dijo...

Estoy contigo. Sabia reflexión.

LOLI dijo...

Joé ,pues va a ser eso...ahora estoy con gripe y me da una rabia!!cuando no tengo una cosas tengo otra y eso me desanima :(

UN BESAZO CON MASCARILLA

Marisa dijo...

Para que haya equilibrio entre cuerpo y mente deben ser entrenados por igual el esfuerzo
vale la pena.

Un abrazo de luz

J. Marcos B. dijo...

Si Marisa, vale la pena mover las DOS.

Muchas gracias a tod@s por estar :)

Namasté