viernes, 9 de julio de 2010

A GANAR...!


NO ES COSTUMBRE en este blog de hablar de fútbol...pero, desde este pequeño lugar, quiero felicitar y dar todo mi apoyo junto a mi familia a nuestro magnifico equipo de fútbol que nos están demostrando que una Unión coherente, de un equipo, de un país, de lo que sea, hace la Fuerza Y CREA LA DIFERENCIA.

También ayuda mucho la FE que se les nota a nuestros jugadores, y eso ayuda mucho en que este sueño sea posible para España. Desde aquí, me gustaría que nos unamos todos los países afines que quieren a España, para dar todo el apoyo, porque más seremos en dar nuestra Fe y apoyo energético, más fuerza tendrán los jugadores, y mientras llegue el domingo, también seria bonito TAMBIÉN que los españoles y demás afines apoyemos a Uruguay para el tercer puesto, se lo merecen!

Mirar el fútbol no es lo mio, más bien no lo miro nunca y aún menos la tele, pero este Es un buen momento para aprovechar en varios aspectos, uno de ellos por ejemplo, para comprender y Ver en acción que la Verdadera Unión de Much@s, hace Posible cualquier cosa, que hace poco, parecía casi imposible, y eso no solo en el fútbol... Todo reside en creerlo de Verdad.

¡¡¡Ánimo España!!! porque TODO VA IR BIEN SI ASÍ LO DESEAMOS, LO CREEMOS Y SENTIMOS DESDE EL FONDO DE NUESTRO CORAZÓN.

Un fuerte Abrazo a tod@s! Namasté. Marcos.

20 comentarios:

Primavera en Otoño dijo...

Por esas raras coincidencias, he leído en muchos blogs que no acostumbran a publicar sobre deportes pero siempre hay una excepción...
Creo que la oportunidad lo merece y creo que todos los amantes del buen fubol, tanto ustedes los españoles, como nosotros los extranjeros, debemos alentar a la roja por méritos sobrados. Calidad de sus jugadores, seriedad en su cuerpo técnico, espectáculo deportivo individual y colectivo, tradición futbolera y gran mentalidad ganadora. Vamos España, todos te queremos ver campeón!!!

Un abrazo

Otoño

onix dijo...

!A GANAR¡

Marisa dijo...

Aunque no sea más que por ver a todos los españoles unidos por un mismo deseo vale la pena
disfrutar del fútbol.

Todos con la roja.
¡Animo! Vamos a ganar.

Un abrazo

F. J. Zamora dijo...

Pues claro que si, a mi tampoco me gusta , pero en estas ocasiones disfruto en familia, y veo como este pais se une por un sueño, ojala aprendamos de esto para conseguir otros sueños, un fuerte abrazo
namaste

Ricardo Marin dijo...

Marcos para mi la selección española con casda uno de sus integrantes desde utilleros, técnicos, suplentes incluso directivos aunque estos no tanto esto no solo es un ejemplo es una lección EXTRA DEPORTIVA.

Lo que se consigue con UNION, HARMONIA y SINERGIA, dejando de lado los nacionalismos tan arcaicos arraigadso aun en muchas partes de nuestro país.

REPITO para mi es un ejemplo extra ordinario

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

VAMOS ARRIBA ESPAÑA, VAMOS LA ROJA CARAJO!!! ESPAÑA TU PUEDES Y DEBES HACER ZUMO DE NARANJA CON LOS HOLANDESES; A POR ELLOS!!!!

URUGUAY, QUE GRANDE ERES, PAÍS CHARRÚA LLENO DE GARRA Y FUERZA, FUERZA LA CELESTE, FUERZA AUNQUE TE CUESTE... CELESTE CORAZÓN... A POR LOS GERMANOS CARAJO!!!!,

YO TAMPOCO NUNCA MIRO EL FÚTBOL A NIVEL LOCAL, SOLO Y ÚNICAMENTE CON LOS MUNDIALES, PORQUE ENTIENDO QUE CADA PUEBLO SE SIENTE IDENTIFICADO CON SUS COLORES Y SU BANDERA, Y ES UNA BUENA FORMA DE LEVANTAR LA PROPIA AUTOESTIMA DE CADA PAÍS, MAS SI VA ADELANTADO EN LA COMPETICIÓN COMO SON LOS CUARTOS DE FINALES EN ADELANTE... A LOS BILDERBERG'S NO LES INTERESA TODO ESTO PORQUE ELLOS QUIEREN HEGEMONÍA, NWO, NUEVO ORDENAMIENTO MUNDIAL, ELIMINAR RAZAS, CULTURAS, CREENCIAS, CONVERTIRNOS TODOS EN ESCLAVOS Y MARIONETAS DEL SISTEMA, POR ESO ENTIENDO QUE ES BUENO DEFENDER TUS RAÍCES, CON ORGULLO, DEPORTIVIDAD, BUEN HACER.

ABRAZOX.

Anónimo dijo...

Por supuesto, todos con España!!!. A por el zumo, Juan Alberto!!!. Y arriba Uruguay también!!!

Os dejo algo que leer para templar los nervios ( Lo hago en dos partes porque es algo largo):

El Fútbol: Fenómeno de Fenómenos es un libro que analiza el impacto del fútbol como fenómeno político, económico, social, cultural, educativo y solidario, demostrando que no existe otro fenómeno con la capacidad de influir en tantos ámbitos y en tantos países al mismo tiempo. Tal vez por eso un periodista alemán dijo: "El mundo es redondo porque Dios es hincha del fútbol".
¿Por qué el fútbol ha logrado lo que no han conseguido otros deportes? En el libro se explican algunas razones que reproduzco a continuación:


Primero. El fútbol satisface muy bien necesidades que están presentes en todos los seres humanos:

- Necesidad de grupo: Aristóteles decía que "el hombre es un ser social por naturaleza"; necesita de los demás, y en el fútbol, el sentimiento de grupo se manifiesta de manera muy acusada. Cuando uno decide apoyar y hacerse seguidor de un equipo (más si es la selección nacional) uno es aceptado de manera incondicional con independencia del género (hombre o mujer), la edad (jóvenes o adultos), la tendencia política (de izquierdas o derechas), la religión (católico o ateo) o el estatus (alto o bajo económico). La defensa de unos colores nos une a todos.

- Necesidad de desatascar tensiones: Fue Séneca quien afirmó que "empezar a vivir es empezar a sufrir". La vida no es fácil y para unos menos que para otros. Por este motivo, todos necesitamos de vez en cuando evadirnos del asfixiante día a día, algo así como "el escape de la realidad inmediata" (Raymond Carh). El fútbol lo hace posible. Siguiendo un partido -en el estadio, en un bar, en casa...- es de las pocas ocasiones en las que uno se puede quitar las caretas y la pose formal para chillar, gritar, abrazarse, saltar, cantar, insultar... El fútbol sirve de efecto terapeútico.

- Necesida de ilusionarse: cada partido se nace y se muere; cada partido es una ocasión para ganar, y con ello, obtener reconocimiento. La ilusión es el motor de la vida. El hombre es un ser proyectivo, necesita de ilusiones y vive empapado de futuro; el mañana es el que nos moviliza y tira de nosotros para adelante. Por eso, se ha dicho que "gran parte de la pasión futbolística depende de esperar cosas que no suceden necesariamente". El fútbol mantiene a la gente expectante como a un niño la llegada de los reyes magos. Cada encuentro –con independencia de lo favorito que sea el equipo contrario– uno siempre lo espera ganar. Cada partido –máxime si es contra un grande– despierta la esperanza de los seguidores por salir ganadores –lo que nos hace estar vivos y alegres–, cosa que, en el caso de ocurrir, alimenta aún con más fuerza la espera del siguiente encuentro.

Segundo. El fútbol es, ante todo, emoción debido a la imprevisibilidad del desenlace. El misterio del resultado, corto casi siempre, incrementa la incertidumbre que, según algunos estudios empíricos, es la variable más determinante para acudir al estadio o seguir un partido de fútbol. En este deporte caracterizado por marcadores ajustados, el azar, malo o bueno, tiene su protagonismo. Los errores arbitrales, los fallos del portero, los dichososo penalties... dejan fuera a cualquier favorito (ver post El balón tiene razones que la razón no entiende). En un Mundial no se puede fallar ningún día; cualquier despiste te apea de la competición y eso aumenta la emoción. Lo hemos visto en el España-Paraguay. En menos de un minuto dos penalties en dos áreas distintas y dos errores de los lanzadores. Lo vimos en el Ghana-Uruguay. En el último instante de la prórroga Ghana se quedó con la miel en los labios.

Anónimo dijo...

Tercero. La facilidad para opinar. El fútbol no es ciencia y como tal, admite opiniones. En la ciencia la verdad se conoce de antemano, en el balompié no, lo que le convierte en un elemento de debate y discusión, algo que atrae porque a todo el mundo le gusta dar su opinión. El fútbol es el deporte del que todo el mundo sabe... y mucho. Todos somos –sin serlo– entrenadores y presidentes; y además creemos saber más que el resto; y más aún, los demás no tienen ni idea. En el fútbol todo está sometido al escrutinio de la opinión pública: la disposición táctica, los cambios a lo largo del partido, los fichajes, la gestión empresarial, el juego o cualquier otro aspecto. Todo el mundo opina, participa y entiende. Hay tantos entrenadores como personas. Todos llevamos uno dentro; y además, somos mejores que los demás: "Varios cientos de miles de españoles, a lo mejor millares de miles, aplican sus energías de los lunes, los martes y los miércoles a glosar los lances del partido de fútbol que ya pasó, y sus arrestos de los jueves, los viernes y los sábados a predecir los aconteceres del partido de fútbol que está al caer. Los domingos descansan y van al fútbol: a sufrir o solazarse, honestamente, viendo sufrir a los demás" (Camilo José Cela).

Cuarto. La simplicidad de las reglas. Es otro de los factores que ha contribuido a su notoriedad. Explicarle a cualquier persona que nunca haya acudido a ver un partido de fútbol en qué consiste es relativamente sencillo. La RAE lo define así: "Juego entre dos equipos de once jugadores cada uno cuya finalidad es hacer entrar un balón en una portería conforme a reglas determinadas, de la que la más característica es que no puede ser tocado con las manos ni con los brazos". Las 17 reglas de la International Board son simples y claras y poco se han retocado con el paso de los años. La única norma un poco más enrevesada, el "fuera de juego", es fácilmente comprensible. Y poco más. En otros deportes –cricket, fútbol americano, béisbol...– la comprensión del juego no resulta tan sencilla.

Quinto. El fútbol está al alcance todo el mundo. Es el deporte más democrático que existe. Y es el más democrático porque es el más barato de practicar, lo que le convierte en un aliado de pobres y desfavorecidos ayudando a su expansión por todos los rincones del planeta. En cualquier momento y en cualquier lugar se puede organizar un partido de manera improvisada. Todos lo hemos hecho alguna vez. El equipo necesario es mínimo. Basta un par de camisetas para cada portería –o dos árboles, o dos piedras, o incluso un banco de la calle sirve–; unos cuantos para un lado y otros cuantos para el otro; una pelota, si es que la hay, en muchos casos es un lujo; si no, basta una pelota de papel prensado y atado con gomas, todo ello metido en una media de mujer, como hacía Di Stefano; o una naranja, como usaba Pelé; o una bolsa de plástico rellena, como utilizaba Samuel Eto´o entre chabolas de su ciudad natal de Douala en Camerún; o una lata de refresco, cualquier niño en alguna ocasión ha jugado con ella; si no hay zapatillas –en barrios del Tercer Mundo es así– se juega descalzo o los chicos se las reparten entre el que tiene que estar en el terreno de juego y el que descansa. El fútbol, siempre solidario, se abstrae de consideraciones económicas y se acerca de manera incondicional a las clases menos afortunadas.


Blog del libro para quien le interese: http://www.fenomenodefenomenos.blogspot.com/.


Saludos

Paco

MuñEkiTa CaT dijo...

Hola!
Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
me encantaría poner un link de tu blog en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@hotmail.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Catherine

María dijo...

Todos queremos que España gane, y así lo han pronosticado, mañana será un gran partido, y esperemos que España gane, de no ser así, debemos pensar que la vida es un ganar y perder.

Un beso.

J. Marcos B. dijo...

Gracias Paco por acércanos este acertado resumen del fútbol que como siempre, viene bien para completar el post. Es así, el Ser humano -en el fondo- sabe que es mejor compartir y que la unión hace la fuerza.

Un abrazo zen amigo y gracias por unirte aquí.

Namasté

LOLI dijo...

Paco que interesante ahora comprendo mejor el fútbol .Por cierto ahora no me molestara tanto que chillen en los partdos cuando así sea recordare que están haciendo terapia y desahogandose ;)Gracias.

Marcos pues mira ya había pensado yo eso que España ha llegado lejos por la fe que esta vez le estamos desprendiendo todos y ahora queda hacer lo mismo para que nuestro país gane en lo mas importante que ya sabemos todos que es ,o no?Gracias

3B

J. Marcos B. dijo...

Si Loli, lo importante es creer en lo que queremos y tener fe en que llegara. Gracias a ti por pasearte por aquí.

3B Namasté.

J. Marcos B. dijo...

Lo Veis? HEMOS Ganado!!! La Unión Es la FUERZA!!

GRACIAS A TOD@S!!!

arianna dijo...

Hola J. Marcos, elegí esta entrada para felicitarte por tu blog , ya que me parece muy interesante, me va a faltar tiempo para ponerme al día, pero lo haré poquito a poco, aunque el otro blog tambien me parece atractivo, aunque veo éste lo tienes más al dia en tus entradas
siempre se descubre algo nuevo, no había reparado en tu blog, a través de Azikake me dirigí a tu espacio, con tu permiso lo haré a menudo,
adjunto tu blog a mi lista de blogs, me hago seguidora de esta forma más personal, me gusta más,no me atrae contabilizar cientos de seguidores
te felicito por tu entrada, y me uno a la celebración de tod@s,aunque si te digo verdad no vi el partido, pero me alegro con los que se alegran
Un cálido abrazo y gracias por todo lo que aportas

jose angel dijo...

Quiero felicitar enormemente a España por haber ganado la copa, lo lograron demostrando mas deseos de ganar, con mas limpieza.

Enorme triunfo que deseo infunda en todos ustedes el animo necesario para darse cuenta que pueden enfrentar cualquier reto con grandeza.

¡Viva España!

LOLI dijo...

ES UN PLACER NO ME DES LAS GRACIAS ;)

Lo vemos!!!Hasta ellos nos han dicho que les ha llegado nuestra fuerza y es que es así,UNAMONOS PARA SEGUIR ADELANTE QUE PODEMOS CON TODO!!!

3B Namaste

Anónimo dijo...

Otra historia:

Una terapia de vínculo.
Enrique Pichon-Rivière pasó toda su vida penetrando los misterios de la tristeza humana y ayudando a abrir las jaulas de la incomunicación. En el fútbol encontró un aliado eficaz. Allá por los años cuarenta, Pichon-Rivière organizó un equipo de fútbol con sus pacientes del manicomio. Los locos, imbatibles en las canchas del litoral argentino, practicaban, jugando, la mejor terapia de socialización. La estrategia del equipo de fútbol es mi tarea prioritaria - decía el psiquiatra, que también era entrenador y goleador del cuadro.

Medio siglo después, los seres urbanos estamos todos más o menos locos, aunque casi todos vivimos, por razones de espacio, fuera del manicomio.
Desalojados por los automóviles, arrinconados por la violencia, condenados al desvínculo, estamos cada vez más apilados y cada vez más solos y tenemos cada vez menos espacios de encuentro y menos tiempo para encontrarnos. En el fútbol, como en todo lo demás, son mucho más numerosos los consumidores que los creadores. El cemento ha cubierto los campos baldíos donde cualquiera podía armar un picadito de fútbol en cualquier momento, y el trabajo ha devorado el tiempo de juego. La mayoría de la gente no juega sino que ve jugar a otros, desde el televisor o la tribuna cada vez más alejada de la cancha. El fútbol se ha convertido, como el carnaval, en espectáculo para masas. Pero así como en el carnaval hay quienes se lanzan a bailar a la calle además de contemplar a los artistas que bailan y cantan, también en el fútbol ni faltan los espectadores que de vez en cuando se hacen protagonistas, por la pura alegría, además de mirar y admirar a los jugadores profesionales. Y no sólo los niños: mal que bien, por lejos que estén las canchas posibles, los amigos del barrio y los compañeros de la fábrica, la oficina o la facultad se las arreglan todavía para divertirse con la pelota hasta que caen agotados, y entonces vencedores y vencidos beben juntos, y fuman, y comparten una buena comilona, esos placeres que el deportista profesional tiene prohibidos. A veces, también las mujeres participan, y meten sus propios goles, aunque en general la tradición machista las mantiene exiliadas de estas fiestas de la comunicación.

Saludos

Paco

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Grande querido Paco, ya conocía este relato del libro de Eduardo Galeano, que Grande este Charrúa de Galeano, que bien lo plasma, en fin... solo te quería agradecer semejante aportación y por quien elegiste para eso.

Un abrazox

J. Marcos B. dijo...

Muy Buen texto de Eduardo, gracias amigo Paco! Con tus buenas aportaciones nos quedo claro que el fútbol Une. Nos vemos está tarde amigo, un abrazo zen. Namasté